Entretenimiento

¿Qué es el geocaching?

Escrito por Marcos Merino

La clásica ‘búsqueda del tesoro’ convenientemente actualizada para el s.XXI: de la mano de la tecnología GPS y de un smartphone. Una práctica con una comunidad de usuarios fieles a nivel global que la combinan con deporte y ocio.

En origen, la tecnología GPS fue desarrollada por los Estados Unidos con fines militares. Por eso, cuando su uso se empezó a extender a receptores comerciales, las autoridades decidieron implementar lo que se llamó ‘Disponibilidad selectiva’, una tecnología que degradaba deliberadamente la precisión de dichos conectores: el objetivo era evitar que los enemigos del país pudieran aprovecharse de la precisión del GPS para utilizarlo en un ataque contra militar contra EE.UU. Pero esta tecnología fue desactivada el 2 de mayo del año 2000… y tan sólo un día después, Dave Ulmer proponía en un newsgroup la creación del ‘GPSstashing’ (lo que hoy conocemos como ‘geoscaching’) para celebrar el fin de la mutilación del GPS.

Caer al río por hacer caso al GPS tiene justificación científica

El geocaching viene a ser un nuevo nombre para lo que desde hace siglos se conoce como “búsqueda del tesoro”, sólo que con algunas novedades. La primera es de índole tecnológica: se lleva a cabo con la ayuda de la tecnología GPS y de la web geocaching.com (o de una app móvil compatible); la segunda es de enfoque: el divertimento ya no reside únicamente en encontrar el tesoro, sino también en ser tú quien lo guarde y difunda su existencia y sus coordenadas.

Estos tesoros, llamados ‘cachés’ o ‘geocachés’ en la jerga de los geocachers, son recipientes que albergan uno o varios objetos (usualmente de poco valor) junto a un libro de registro o ‘logbook’ (donde el geocacher dejará constancia de su paso). Quien encuentra un caché puede llevarse el objeto que contenga… siempre y cuando deje a cambio otro objeto en su lugar para el siguiente visitante. Esta sencilla dinámica ha llevado a que hoy en día el geocaching cuente con 6 millones de aficionados en todo el mundo.

La popularidad del geocaching se disparó en paralelo a la penetración de los smartphones (existen varias apps móviles disponibles para los geocachers, destacando por numero de usuarios Geocaching® o la open source c:geo), y hoy en día los aficionados a esta práctica suelen usarla como complemento a otras propuestas deportivas (senderismo) o de ocio (gymkanas).  La asociación española GeocachingSpain, por su parte, reivindica en su web la aportación de esta práctica a diversas modalidades turísticas (desde el turismo cultural y educativo al de aventura).

Las 10 tendencias tecnológicas que están transformando el turismo

 

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.