Entretenimiento

¿Qué estrategia se esconde tras la reciente subida de precios de Netflix?

¿Qué hay tras la reciente subida de precios de Netflix?

A comienzos de este mes de octubre te desvelábamos la subida de precios de Netflix, la plataforma de contenidos en streaming más popular y prolífica del momento. Pero, ¿sabes los motivos tras dicha cantidad concreta y cuáles parecen ser los planes de la compañía a medio y largo plazo con tu suscripción?

Hace poco anunciábamos el encarecimiento de la suscripción a Netflix. Concretamente en el caso de España, cambian las cuotas del plan estándar y el plan premium, que pasan respectivamente de 9,99 a 10,99 euros y de 11,99 a 13,99. De esta forma, si eres suscriptor de la plataforma de streaming pagarás 12 euros más al año de lo que lo hacías si tienes el plan estándar y 24 si eres suscriptor del plan premium.

¿Por qué Netflix ha decidido subir los precios de estos planes? Este incremento obedece a un calculado plan, ya que no en vano ha conseguido revalorizarse un 28.000% en bolsa en 15 años –saltó a escena con un valor de 300 millones de dólares y hoy vale 85.000 millones, atesorando 100 millones de usuarios en todo el mundo-. Al contrario que antaño, la empresa estadounidense quiere que las subidas tengan un carácter dosificado y poco frecuente.

Las mejores series de Netflix para hacer un maratón

Uno de los errores más graves de la compañía en torno a los planes de precios se remonta a 2011, fecha en la que Netflix decidió separar sus servicios de DVD y streaming, cobrándolos de forma individual y encareciéndolos de forma considerable, ya que de repente comenzaron a valer el doble por separado de lo que valían juntos. Las consecuencias fueron nefastas, ya que las pérdidas se contabilizaron en 800.000 suscriptores ese trimestre y un desplome de las acciones en un 35% en una sola sesión. Sin embargo, Netflix todavía se guardaba un as en la manga: la producción de contenidos propios.

Para los inversores que se quedaron en Netflix todo ha ido viento en popa: desde Bolsamanía indican que las acciones de la compañía que comenzó su andadura en 2007 como un servicio de videoclub a domicilio han tocado máximos históricos en los 199 dólares, valiendo hoy en día 85.000 millones. La fórmula de su éxito se basa en dos pilares: la apuesta por expandirse en nuevos mercados y la amplia diversidad de contenidos.

Tras aprender la lección, la subida de tasas se fijó en Estados Unidos en uno o dos dólares según el plan estándar o premium-algo que se extendió en el resto de países-, pero sin tocar el plan básico. Así, el plan básico -que en España tiene un coste de 7,99 euros al mes- permanece intacto, permitiendo que las personas con presupuestos más ajustados puedan seguir pagando el servicio. “Cada vez que un servicio aumenta su precio, ese cambio provoca que los consumidores reevalúen el valor percibido del servicio“, indicó Quartz Brett Sappington, director de investigación de la firma Parks Associates. La compañía intenta convertirse en un servicio sin el cual sus clientes no puedan vivir, antes de que estos reconsideren su valor. 

En algunos países, Netflix espera paciente hasta tener una completa biblioteca a medida de los usuarios para subir las tasas. Por ejemplo, se lanzó en Australia hace dos años y subió los precios por primera vez este año, lo que algunos ya han bautizado como el “impuesto de Netflix“.

La subida de Netflix ampliará la oferta de contenido

Algunos analistas ya aplauden otro modesto aumento de precios en los Estados Unidos el próximo año con el fin de financiar el nuevo -y ambicioso- contenido de la plataforma. Este trimestre ven la luz estrenos muy ansiados por el público como la segunda temporada de Stranger Things o Mindhunter. En una de sus últimas declaraciones, Reed Hastings, CEO de la compañía, afirmaba que “el precio se relacionada con el valor”. El director ejecutivo afirmaba que el aumento de calidad y la cantidad en la oferta de contenido se ve reflejado en la pequeña subida en la cuota. 

Cómo compartir tu cuenta de Netflix, HBO o Wuaki TV

Por el momento, Netflix sigue teniendo un precio asequible en proporción a los miles de títulos que ofrece. Los analistas de Bernstein afirmaron que la mayoría de las personas que entrevistaron en grupos focales este año afirmaron estar dispuestas a pagar hasta 15 euros al mes por Netflix. Thibault, analista de Investing.com, argumenta que Netflix puede llegar a tener que subir las tasas con más frecuencia para mantenerse al día con su “increíble tasa de gasto”.

Thibault indica que “el consenso general y la percepción pública de Netflix como la compañía de contenidos en streaming por excelencia le otorga un cierto poder de fijación de precios”. Durante el próximo 2018 la compañía invertirá un gasto aproximado de 8 mil millones de dólares en contenidos.

Fuente | Quartz

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.