Entretenimiento

Por qué reducir el brillo del sol puede ser clave contra el cambio climático

Las nanopartículas de oro, ¿la nueva llave para almacenar energía solar?

Una nueva investigación desvela una tecnología que podría acabar con el cambio climático. Reducir el brillo del sol gracias a esta técnica puede ser clave para acabar con el calentamiento global, según estos científicos de Harvard y Yale.

Se ha descubierto una nueva forma que podría acabar con el cambio climático, que consiste en reducir el brillo del sol en la atmósfera. Varios científicos de Harvard y Yale creen que esta es la mejor forma de acabar con el calentamiento global, echando químicos para atenuar el brillo del sol en la atmósfera de la Tierra.

Los científicos han llevado a cabo una investigación en la que utilizan una técnica de inyección de aerosol estratosférico, que podría reducir el calentamiento global a la mitad.

Se rociarían miles de partículas de sulfato en la estratosfera inferior de la Tierra , hasta 19,3 kilómetros de altitud, gracias a aviones, globos o grandes cañones navales diseñados para realizar este proyecto.

Así, los científicos han afirmado que esta técnica no está todavía muy desarrollada ni hay aviones adecuados que sirvan para este propósito, pero que “desarrollar un nuevo vehículo contenedor especialmente diseñado con capacidades útiles de carga sustancial no sería ni tecnológicamente difícil ni prohibitivamente caro”.

El coste sería elevado, según han explicado. Se calcula que costaría unos 3.500 millones de dólares llevar a cabo este proyecto en 15 años, y cada año un coste de 2.250 millones de dólares durante 15 años.

“No hacemos juicios sobre la conveniencia de las inyección de aerosol estratosférico. Simplemente mostramos que un programa hipotético de despliegue que comience por 15 años –aunque sea altamente incierto y ambicioso– sería técnicamente posible desde una perspectiva de ingeniería. También sería muy económico”, han explicado con respecto a la investigación.

También existirían otros riesgos, por ejemplo para coordinar los países de los dos hemisferios, así como la propagación del aerosol estratosférico que podría provocar sequías, causar climas extremos o supone un peligro para las cosechas de cultivos.

Las tormentas solares podrían ser extremadamente dañinas para el planeta y su economía

El experto en economía del cambio climático de la École Polytechnique Fédérale de Lausanne Philippe Thalmann ha explicado que “desde el punto de vista de la economía del clima, el manejo de la radiación solar es todavía una solución mucho peor que las emisiones de gases de efecto invernadero: es más costoso y mucho más riesgoso a largo plazo”.

Es decir, hay muchas personas expertas que se muestran contrarias a este método propuesto. Así, desde el departamento de Departamento de Ciencias Geofísicas de la Universidad de Chicago también se ha descrito esta solución como la intención de cubrir temporalmente un problema que va a seguir persistiendo.

David Archer desde Chicago ha afirmado que sería tentador “seguir postergando la limpieza de nuestro sistema energético, pero estaríamos dejando el planeta en una forma de soporte vital. Si una generación futura no pagara su factura climática, obtendrían todo nuestro calentamiento de una sola vez”.

Es decir, puede que reducir el brillo del sol con esta tecnología pueda ser clave contra el cambio climático, pero no va a ser suficiente si no cambiamos nuestros hábitos de vida para reducir las emisiones y la contaminación del planeta.

Vía | CNN

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández