Ciber Cultura

¿Por qué no puedes dormir bien cuando estás fuera de casa?

sueño,dormir,noche,falta de sueño,hemisferios,cerebro,ciencia
Escrito por Lara Olmo

La ciencia acaba de demostrar el motivo por el que no puedes dormir bien cuando estás fuera de casa. Y el cerebro, como tantas veces, parece el responsable.

Reuniones por la mañana, feria profesional por la tarde y cena con el delegado regional de tu compañía por la noche. Por fin acaba el primero de los tres ajetreados días que pasarás fuera de tu ciudad por encargo expreso de tu jefe y lo único que quieres es descansar y dormir bien.

Pero para tu sorpresa, pese a que lo has hecho todo bien -incluso has puesto en práctica nuestro truco para dormir rápidoesa noche no duermes del todo bien y te levantas casi igual que te acostaste. Se trata de un sensación bastante habitual y que tiene una explicación científica: es lo que se conoce como el Efecto de la Primera Noche.

Más conocido como el FNE (First Night Effect), este se manifiesta cuando uno de los hemisferios de nuestro cerebro, concretamente el izquierdo, se mantiene vigilante mientras que el derecho duerme profundamente. Una asimetría entre hemisferios que ocurre durante la primera noche que pasamos en un sitio distinto al habitual, de forma predeterminada.

Para comprobarlo, investigadores de la Brown University estudiaron los patrones de las ondas cerebrales de 35 alumnos, empleando avanzadas técnicas de neuromagen. Así, constataron que las ondas lentas, las que se producen cuando el cerebro ha entrado en sueño profundo, eran significativamente mayores en el hemisferio derecho que en el izquierdo durante la primera noche. Pero que en las sucesivas esa diferencia iba disminuyendo progresivamente hasta que el cerebro se familiarizaba y se ajustaba a los patrones habituales de sueño.

¿Cómo es una siesta perfecta según la ciencia?

Pero aquí no acabó el experimento y para cerciorarse del FNE, los investigadores hicieron sonar un ruido de manera repetitiva y después otro diferente bastante más desagradable. Los estudiante se despertaron cuando escucharon este segundo sonido porque no estaban profundamente dormidos, tal y como sabían los científicos, y sus hemisferios derechos demostraron tener mucha más actividad.

Este ‘duermevela” ante lo extraño respondería, según este estudio, el FNE (First Night Effect) es una herencia de nuestros antepasados, que tenían que estar alerta mientras dormían ante las posibles amenazas que pudieran surgir. De hecho no es un mecanismo exclusivo del hombre y que tiene utilidades positivas hoy en día para otras especies como mamíferos marinos y pájaros, a los que protege de peligros mientras duermen.

Vía | cell.com

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.