Entretenimiento

¿Por qué las ventanas del avión son redondas?

5 consejos para conseguir dormir en el avión

Las ventanas de los aviones no siempre han sido redondas; al igual que en edificios y muchos otros vehículos, tenían una forma más rectangular o cuadrada. No obstante, hay motivo que explica por qué son redondas las ventanas en los aviones actualmente, y no es estética.

Ya sea por el miedo a volar o por las ganas de llegar a nuestro destino, cuando viajamos en avión pasamos muchos detalles por alto. Tendemos a distraernos mirando los paisajes por la ventana, pero aún teniéndolo justo enfrente no nos damos cuenta de un detalle muy curioso de los aviones: las ventanas son redondas.

Por norma general las ventanas tienden a ser rectangulares o cuadradas; fíjate en las ventanas de tu casa, del trabajo, de la tienda de enfrente. Y no solo en los edificios, en la mayoría de vehículos se cumple esta norma: autobuses, coches, trenes, camiones…su forma tiende a ser más rectangular que circular. Entonces, ¿por qué las ventanas del avión son redondas?

No se trata de una elección aleatoria, las ventanas de los aviones son redondas por un motivo, y no es estética. Es más, no siempre han tenido esta forma.

En 1950 las ventanas de los aviones eran cuadradas, y también más inseguros. Esto no era mera casualidad. Por aquel entonces los aviones comerciales a veces se desarmaban en pleno vuelo; en 1954 este incidente sucedió en dos aviones en un plazo de pocos meses, causando la muerte de 56 pasajeros.

Ante tales desgracias, los investigadores decidieron encontrar el motivo por el que los aviones literalmente se desarmaban, y descubrieron que era por la presión que acumulaban las esquinas cuadradas de las ventanas de los aviones provocando que fueran más propensos a romperse. Averiguaron que hasta un 70% de la presión del avión se concentraba en las esquinas de la ventana del avión.

7 mitos sobre los viajes en avión que deberías dejar de creer

Afortunadamente, no tardaron en encontrar una solución: las ventanas redondas, ya que eran capaces de repartir y equilibrar la presión más eficientemente.

Hoy en día las ventanas de los aviones son aún más seguras por la triple capa que tienen. La externa sirve para aguantar la presión; la del medio existe por si, pese a ser improbable, se rompiera la externa a causa de la presión; y la última es la del pasajero, para que pueda apoyarse en ella y ensuciarla todo lo que quiera.

Vía | Mental Floss

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!