Entretenimiento

Por qué deberías permitir a tus empleados jugar en el trabajo

jugar-trabajo-beneficios
Escrito por Ana Muñoz

Cada vez son más las empresas que incluyen una sala de juegos en sus instalaciones. Por eso, en este artículo te contamos los beneficios de permitir que tus empleados jueguen en el trabajo.

Imagina que el próximo día que entres por la puerta de tu empleado te dice que os vayáis a jugar un partido de fútbol o que organicéis una partida de paintball para el próximo martes. Si lo que estás pensando es que sólo quiere perder el tiempo, estás muy equivocado.

Hacer que tus empleados jueguen durante su jornada laboral puede aumentar el sentimiento de pertenencia a la empresa, y os permitirá estrechar lazos en la oficina.

Es lo que los psicólogos llaman “gamificación”, y muchas empresas ya han empezado a implantar estar técnica. Este tipo de herramientas no sólo pueden aplicarse con tus trabajadores, si no también con tus clientes, ya que esto mejorará la experiencia de usuario e incrementará beneficios.

De hecho, un 70% de las 2.000 empresas pertenecientes a Forbes han declarado que utilizan la gamificación para sus objetivos de Marketing y Fideliación.

En España también tenemos casos, como BBVA o Correos, que cuentan con un programa de gamificación interna. Y es que la clave está en la diversión y la interacción.

9 consejos diarios para incrementar tu productividad

Pero esto también implica una serie de beneficios para la empresa y el empleado, tal y como muestran en Liberty Games, que son:

  • Mejoran la memoria, la concentración y retrasan el envejecimiento.
  • Alivian el estrés y mejoran la “moral de la tropa”.
  • Ayudan a atraer empleados y retener a los individuos talentosos.
  • Mejoran la relación entre colegas de trabajo.
  • Aumentan la motivación y la capacidad de adaptación.
  • Mejoran la productividad, la velocidad y la capacidad de decisión.
  • Refrescan la mente y el cuerpo.
  • Animan a trabajar en equipo y ver los problemas desde nuevas perspectivas.
  • Relajan, mejoran la coordinación y las habilidades cognitivas.

Si todas las empresas permitieran que sus empleados jugaran en el trabajo, puede que éstas tuvieran mayores beneficios.

Y si no os creéis esta relación echad un vistazo a las instalaciones de Google, que no sólo ofrecen café gratis a sus empleados, si no que también hay salas enteras con juegos de mesa mejor equipadas que muchos parques infantiles.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.