Entretenimiento

Polémica con el muro de Zuckerberg… y no tiene nada que ver con Facebook

Escrito por Marcos Merino

El fundador de Facebook decidió hace unos meses amurallar su finca en la isla hawaiana de Kauai, y eso abrió un conflicto con los nativos de la isla.

El muro de Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook, se encuentra en el centro de una gran polémica y, sin que sirva de precedente, nada tiene que ver con su perfil en la red social que él mismo fundo. El muro del que os hablamos es físico -de piedra y con casi dos metros de altura, concretamente- y desde mediados del año pasado delimita el terreno que Zuckerberg adquirió por 100 millones de dólares en la hawaiana isla de Kauai.

Los lugareños denuncian que el muro bloquea la vista del oceáno Pacífico y obstaculiza el disfrute de la brisa marina. Y a eso se añade un enfrentamiento en torno a la propiedad de las tierras: habría algunas parcelas de terreno dentro del espacio ‘amurallado’ que no pertenecerían legalmente a Zuckerberg, sino a familias de nativos hawaianos. Pero el multimillonario emprendedor no tuvo, hace unos meses, mejor idea para caldear los ánimos que plantear una demanda contra los dueños de dichas parcelas. Según su explicación, esa medida legal permitiría aclarar el estatuts y titularidad de los terrenos, y le ofrecería a él la oportunidad de indemnizarles por su uso.

Pero las gentes del lugar no confían en las intenciones de Zuckerberg, y ven la demanda como un medio para forzarles a vender las tierras aprovechando lo asimétrico de la negociación: no sólo por el poder económico del dueño de Facebook, sino porque la estructura de la propiedad de tierras en la isla ha llevado a lo largo de las generaciones a que muchas personas sean propietarias, únicamente de un pequeño porcentaje de las mismas, y en caso de desacuerdo entre los herederos, el juez puede obligar a ir a un proceso de división y posterior subasta (y, con ello, a unos precios de venta bajísimos).

En palabras de una nativa entrevistada por BBC Mundo, “incluso si él mismo viniera a ofrecerme 100.000 dólares por mi porción de terreno, no aceptaría. Para nosotros, no se trata del dinero, sino de mantener las tierras hawaianas en manos hawaianas”. Por todo ello, y ante la inminente convocatoria de una manifestación contra su muro, Zuckerberg anunció ayer la retirada de la demanda: “Queremos asegurarnos de que seguimos un proceso que proteja los intereses de los dueños de las propiedades, respete las tradiciones de los nativos hawaianos y respeta el medioambiente”.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.