Ciber Cultura

Periodismo digital: hacia otra forma de contar el mundo

periodismo-digital
Escrito por Esther Macías

Los medios de comunicación empiezas por fin a reinventarse de verdad, como se puso de manifiesto en la última edición de Big Tent Madrid, organizada por Google hace unos días con la colaboración del IESE-IME, y centrada en la nueva forma de hacer periodismo en la era digital.

La forma de consumir información no es la de antaño, como tampoco lo es la manera en la que accedemos a la música o a los libros, por poner solo algunos ejemplos de la transformación que ha traído consigo el auge de “lo digital”. Sin embargo hay sectores obstinados en continuar trabajando como siempre cuando esto ya es, sencillamente, inviable. Uno de ellos, durante mucho tiempo, ha sido el mundo del periodismo. ¿Cuántos años llevamos oyendo el mantra de la ‘reinvención del periodismo’? Muchos sin duda. Y por fin, parece, este sector empieza de verdad a reinventarse. Desde luego así se puso de manifiesto en la última edición de Big Tent Madrid, organizada por Google hace unos días con la colaboración del IESE-IME, y centrada en los medios de comunicación y en la nueva forma de hacer periodismo en la era digital.

En realidad esta reinvención, que viene de la mano de las nuevas posibilidades que abren las redes sociales, la tecnología de big data o macrodatos y, en definitiva, el hipertexto sobre el que descansa Internet, supone una vuelta a los orígenes, ‘back to basis’ que dirían los anglosajones. ¿Qué orígenes?: contar buenas historias. Son muchos los ponentes que en el congreso se refirieron a este aspecto que muchos parecen haber olvidado en una era en la que la inmediatez prima a la hora de dar las informaciones. Jeff Jarvis, periodista, bloguero y profesor de periodismo en la New York Graduate School of Journalism, recordó el servicio público que realiza el periodismo y cuyo objetivo no es otro que “informar a los ciudadanos”. Y esto, como indicó el experto, no consiste en que todos los medios publiquen las mismas noticias sino “investigar y añadir valor al contenido”.

Una aproximación diferente

“Las noticias son un producto muy malo”, aseguró por su parte Rob Wijnberg, director y fundador de De Correspondent, el primer diario totalmente online de Holanda. De ahí que su medio trabaje de una forma diferente “reinventando la forma de hacer noticias”, una filosofía que no solo descansa en tener una plantilla de buenos profesionales que sepan contar las historias de otra manera –sin estar influidos por los posibles anunciantes ya que este medio vive exclusivamente de la suscripción de sus lectores, 27.340 en la actualidad– sino también en sacar partido de su propia audiencia que se convierte así en suministradora de historias. “Los lectores son la plataforma y el periodista es el líder de la conversación que se produce entre ellos, así es como lo vemos”, afirmó Wijnberg.

Por el modelo de suscripción han apostado también algunos de los nuevos medios digitales españoles, uno de ellos es Eldiario.es, que ya atesora a 9.300 suscriptores. Nacho Escolar, fundador y director de esta publicación, aseveró en el encuentro que con este modelo de financiación buscan la independencia periodística. “Nos da una independencia envidiable para poder hacer nuestro trabajo que no es otro que hacer periodismo”. De hecho, en palabras de Escolar: “Nos atrevemos a publicar temas que otros medios no se atreven”.

En este sentido Escolar reflexionó sobre el mayor peso que han adquirido los medios exclusivamente digitales en los últimos tiempos. “Antes las grandes noticias solo se podían leer en papel, mientras que en la actualidad saltan en los medios digitales, como el de las tarjetas black”. El director de Eldiario.es incidió en la idea de Darvis de dar temas diferentes: “No nos ocupamos de dar las noticias que dan los demás. Damos otros y con mayor profundidad”. Y aseveró que a pesar de su pequeña plantilla (unos 30 periodistas) van “más rápido que muchos medios en papel con mucha más gente. Porque nosotros, si creemos que una historia es importante, dedicamos a todos nuestros profesionales a trabajar en dicha historia y el resto de noticias las damos con la información de agencia”.

Desde la izda, Rob Wijnberg, Montserrat Domínguez, Nacho Escolar e Ignacio Cardero.

Desde la izda, Rob Wijnberg, Montserrat Domínguez, Nacho Escolar e Ignacio Cardero.

La clave, las historias

Escolar hizo hincapié en una frase que se pronunció en muchas ocasiones en el encuentro: “La clave siguen siendo las historias, las buenas historias”. De ahí que, en lugar de “empeñarte en darlo todo y darlo mal hay que seleccionar. Dar todos los temas no tiene sentido”. Montserrat Domínguez, directora de la edición española de The Huffington Post, ahondó también en esta idea: “No debemos dejarnos arrastrar por el riesgo de publicar las noticias que sabemos que funcionan (en audiencia) o lo que nos digan los anunciantes”, indicando que lo que hay que publicar son las buenas historias en sí, las que los periodistas saben que son temas importantes por su olfato como profesionales de este sector.

Nacho Cardero, director de El Confidencial, sentenció: “Queremos más ‘pequeños Nicolás’ [en relación a la historia que su propio medio desveló]”. Cardero se refirió también a la importancia de incorporar nuevos formatos a los medios digitales: “Copiar un texto es fácil, pero un vídeo o una infografía es difícil. En El Confidencial apostamos por el vídeo y por el periodismo de datos en un tiempo en el que la interactividad entre el lector y el periodismo va en aumento”.

Impacto de las redes sociales y la movilidad

Domínguez hizo también alusión a la nueva vida que tienen las noticias en la actualidad: “La noticia no acaba cuando das a ‘publicar’, precisamente entonces empieza una nueva vida para el texto a través de las redes sociales, los comentarios de los lectores, etc.”.

De hecho, como recordó Cardero, “la forma de llegar ahora a la audiencia digital ya no es la homepage sino las redes sociales, las plataformas móviles…”. “La portada ya no está en la homepage sino en las redes sociales”, añadió Escolar.

La movilidad es, por otra parte, uno de los grandes retos a los que se enfrentan los medios digitales. “Aún no sabemos trasladar lo que hacemos al móvil, ese es un gran desafío –reconoció Domínguez–, y tampoco monetizamos bien este canal. Por otro lado, debemos buscar nuevas fórmulas de vídeo, ya que cada vez se consume más información audiovisual. Por último, otro gran reto es conocer a la audiencia mejor gracias a la tecnología de big data, tenemos que saber a quién nos dirigimos”.

La rentabilidad, ¿una quimera?

¿Es posible lograr que los medios digitales sean rentables? “Los proyectos de periodismo en Internet de calidad son rentables. Si el producto es bueno, de calidad y el lector está mucho tiempo en la página el medio será rentable”, sentenció Cardero, para quien la crisis en la que están inmersos los medios de comunicación “sirve de trampolín para la Edad de Oro del periodismo que está al llegar”.

Precisamente sobre la financiación también reflexionó el propio Jarvis, afirmando que hay que cambiar la forma en la que los anunciantes miden el éxito de un medio digital. En este sentido, se refirió a la tendencia que existe en Estados Unidos, y que funciona, de medir el tiempo de atención de los usuarios, no las páginas vistas o los usuarios únicos.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.