Entretenimiento

Nuevos géneros literarios que desconocías: desde la ‘novela tweet’ a la poesía kinética

La revolución digital que vivimos desde hace años ha repercutido en nosotros como sociedad con nuevos hábitos y formas de relacionarnos que ahora comienzan a dar el salto a las disciplnas artísticas. Desde la tweet-novela a la poesía kinética, estos son algunos géneros novedosos de los que ya se comienza a hablar.

La literatura cabe entenderse como un ente vivo que evoluciona con la sociedad. El autor se sirve de ella en multitud de ocasiones para hablar del mundo, de lo que le rodea y en este sentido las obras van recogiendo el sentir de las distintas generaciones.

De otra manera, las formas de vida cambiantes y el discurrir de la historia ha hecho que la forma de narrar de la literatura también se vea moldeada por las circunstancias, medios y posibilidades que cada eṕoca ha podido sugerir o proporcionar.

En este sentido, las tecnologías, la inmediatez y la brevedad, sello indiscutible de nuestros días comienzan a verse reflejado en nuevas formas de expresión artísticas en general y literarias en particular. En línea con esto ya comienzan a hablarse de nuevos géneros literarios.

Desde el blog cultural Pijamasurf hablan ya de cinco nuevos géneros literarios que puede que no hayas oído nunca nombrar.

Tatuajes con sonido: la forma de llevar en tu piel tu risa o canción favorita

De entre todos ellos sin duda la novela Twitter o novela tweet, puede ser considerada la más conocida por el público en general. La Literatura ya cuenta en su historia de varios géneros que apuestan por la brevedad y la concisión de ideas. El microrelato o el haiku, son ejemplo de ellos. Ahora la moda marcada por la red social y sus famosos 140 caracteres en los que comprimir la realidad de la jornada, se imponen como reto para muchos autores que han querido servirse de ese marco para construir nuevas propuestas literarias.

Nicholas Belardes, y su SmallPlaces, podría ser considerado uno de los títulos ya “clásicos” de este nuevo geńero literario. La novela en forma de tuits en su perfil de Twitter, narra la vida de varios personajes a través de los 140 caracteres en un intento que comenzó como un intento por fusionar literatura y tecnología. La obra que comenzaba en 2008 y concluía en 2010, supuso un total de 900 tuits.

En España nuestro caso más famoso de novela en Twitter lo protagonizó Manuel Bartual en el verano de 2017, cuando sus vacaciones narradas en forma de relato literario en una cadena de tuits tuvieron enganchados a medio país hasta conseguir ser trending topic.

Tal es el afan despertado en esta red, que la propia plataforma celebra desde 201 el evento Twitter Fiction Festival.

En fuerte relación también con la tecnología otro de los géneros literarios que nos proponen es el referido como Bitpunk, ̣en una asociación entre el 8-Bit (medida en arquitectura computacional) y el Punk. Un género que aunque se haya extendido a otras expresiones artísticas parece claramente más relacionado con la música, y que se inspira en los textos, tipografías o sonidos del pasado en 8 bits.

Esta máquina expendedora dispensa pequeñas dosis de literatura gratis

El mundo de la poesía también se reinventa en la era digital con lo que se conoce como poesía o tipografía Kinética. La tecnología se fusiona con el verso y da lugar a una poesía visual del siglo XXI. En esta nueva forma artística de experimentación, los textos cobran vida gracias a la tecnología y son animados en numerosas ocasiones acompañado de sonidos. Fuente esencial del cine y la publicidad, (entradas como la de esta tipografía da el salto ahora a internet.

El arte de la palabra se fusiona con la programación y los lenguajes como Java o Flash para construir nuevas formas de expresión. Ahora la palabra se multiplica en su esencia, la animación que la acompañan hace que cobre sentido más allá de su “capacidad lectora” para pasar a representar en acciones su significado.

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.