Ciber Cultura

La nueva “lógica” del diseño: emociones moldeadas en objetos 3D

projectlove
Escrito por Mihaela Marín

Un grupo de diseñadores de Sao Paulo combina el arte y las tecnologías digitales para crear representaciones físicas a partir de las respuestas emocionales.

Vivimos rodeados de un gran número de objetos en nuestras casas pero ¿cuántos de estos tienen un significado especial para nosotros? Quizás una foto de un amigo o familiar querido, un recuerdo de un viaje o simplemente un regalo recibido en un momento muy especial de nuestras vidas.

Un grupo de diseñadores del Estudio Guto Requena de Sao Paulo piensa que los vínculos con nuestros objetos pueden despertar emociones mucho más intensas, pasando de ser consideradas simples elementos físicos elegidos por razones estéticas. Para conseguirlo, han acudido a la ayuda de una herramienta que últimamente está empleada en proyectos cada vez más diversos e inusuales: la impresión en 3D.

Llamado Love Project, la iniciativa del equipo creativo ha sido motivada por la idea de llevar a otro nivel la personalización de un producto físico mediante las tecnologías digitales capturando las emociones de las personas y convertirlas en objetos de uso cotidiano. Y ¿qué puede hacer vibrar nuestros sentimientos más íntimos que el recuerdo de las historias de amor?

Partiendo de esta intuición, los diseñadores implicaron varias personas en un experimento en el que se les pidió relatar las historias de amor de sus vidas. A medida que los participantes estaban hablando un sistema de sensores analizaba la frecuencia cardíaca, la inflexión de la voz y la actividad cerebral.

infografico14_lovestorycollection

Imagen

Los datos de las respuestas físicas y emocionales se visualizaban en tiempo real mediante una interfaz capaz de crear modelos en 3D utilizando un sistema de partículas donde los datos de voz determinaban la velocidad de las partículas, la frecuencia cardíaca controlaba el nivel de grosor de las partículas, y los datos de las ondas cerebrales hacía que las partículas se rechazaran o se atrajeran entre sí. Por último, los modelos digitales obtenidos se materializaron con la ayuda de una impresora en 3D cogiendo la forma de un frutero, una lámpara y un florero.

Además de encontrar un enfoque innovador en la representación de un mundo tan poco visible (dar forma real a las emociones), los diseñadores declaran que el objetivo de Love Project ha sido el de incluir al usuario final en la exploración de la “nueva lógica” del diseño digital:

El proyecto sugiere un futuro en el que los productos únicos llevarán historias personales de manera que fomenten largos ciclos de vida, por lo tanto combinando obras profundamente significativas con el diseño sostenible”.

Proyectos de este tipo revelan como la fusión entre el arte y la impresión en 3D crea nuevas posibilidades de entender aspectos que hasta ahora se consideraban intangibles y a la vez permite experimentar nuevas dimensiones artísticas haciendo uso de las tecnologías digitales.

Imagen principal

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.