Entretenimiento

Netflix dispuesta a comprar cines para poder participar en festivales

netflix palomitas cine
Escrito por Marcos Merino

La gigante del cine en ‘streaming’ estaría decidido, según ‘Los Angeles Times’, a salas de cine en las principales ciudades estadounidenses para superar los obstáculos que impiden a sus películas optar a los Oscar o los Globos de Oro.

El año pasado Netflix invirtió 8.000 millones de dólares en producciones propias que, al margen de su calidad, están condenadas a quedarse fuera del circuito de los principales premios de la industria (como los Oscar o los Globos de Oro) tan sólo porque no se exhiben en salas de cine. ‘Okja’, una de los filmes de la compañía, logró participar el año pasado en el Festival de Cine de Cannes, pero tras la polémica (y los abucheos) causada por las quejas del actual modelo de negocio cinematográfico, la organización del festival tomó la decisión de no volver a admitir películas disponibles únicamente en plataformas de streaming.

Pero la creciente apuesta de Netflix por las producciones propias (se prevé el estreno de 80 películas tan sólo este año) obliga a la compañía a no dejar pasar la oportunidad de utilizar los Oscar como escaparate de su obras. Dado que los distribuidores se niegan a estrenar películas simultáneamente a su estreno online, Netflix sólo tiene una opción: comprar sus propias salas de cine. Y ya se ha puesto manos a la obra.

¿Cuáles son los motivos de la cruzada de la industria del cine contra Netflix?

No se espera que Netflix apueste por una entrada por la puerta grande en el sector de la distribución física de películas, por lo que su objetivo sería hacerse con un actor secundario de dicho mercado. De hecho, hay rumores de un intento infructuoso de comprar la cadena de cines Landmark Theatres, propiedad del multimillonario Mark Cuban y de su socio Todd Wagner, y que posee 53 cines con 255 salas en 27 localidades estadounidenses diferentes incluyendo Nueva York, Denver, Washington, San Francisco y, por supuesto, Los Ángeles.

Pese al fracaso de esta negociación, Netflix parece decidido a hacerse con su propia cadena de cines, y ya estaría trabajando en identificar alternativas, en un movimiento que podría lograr no sólo su acceso a los grandes premios del cine, sino una normalización de su papel dentro de dicha industria.

Vía | Los Angeles Times

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.