Ciber Cultura Tendencias

Netflix: así ha logrado el éxito la plataforma de ‘streaming’ más deseada

A Netflix le va mejor en el extranjero y en la producción propia

Analizamos el pasado, presente y futuro de Netflix. La plataforma de televisión y cine en ‘streaming’, que aterriza en octubre en España, tiene 18 años de vida y genera más de 5.500 millones en facturación anual.

Hace unos días hemos tenido la agradable confirmación de que Netflix llegará finalmente a España este mismo octubre. Después de años de rumores y promesas vacías, que han dado lugar incluso a la paradoja de que en Cuba tengan acceso a este servicio antes que en nuestro país, parece que finalmente los españoles podrán disfrutar de esta plataforma de televisión y cine en suscripción.

A pesar de que en el mercado patrio ya operan varios proveedores audiovisuales en tarifa plana con ofertas muy similares, como Nubeox o Wuaki, lo cierto es que una inmensa masa de público no veía satisfecha su demanda de ocio y quería sí o sí que Netflix aterrizara en nuestros dominios. Pero, ¿qué hace a Netflix tan especial frente a sus rivales?

Netflix nació hace ya 18 años en California (Estados Unidos) de la mano de Reed Hastings y Marc Randolph aunque no fue hasta dos años después, en 1999, cuando decidieron crear un servicio con el que poder ver todas las películas y series que los usuarios quisieran a cambio de una pequeña tarifa plana. Un movimiento muy arriesgado en su momento, cuando las conexiones a Internet no eran tan veloces ni estables como lo son hoy en día, con lo que a veces intentar consumir los contenidos de Netflix se convertía en toda una osadía.

Una expansión internacional lenta pero sólida

La de Netflix no es la típica historia de un servicio digital de éxito que rápidamente consigue replicarse en centenares de países. Y es que, a diferencia de Spotify, Netflix ha tenido muy complicado negociar los derechos de emisión de cada una de sus series y películas en los distintos países, en los que estas licencias ya estaban en manos de otros proveedores y sujetas a regulaciones muy dispares.

Esto es lo que ha provocado que la expansión de Netflix haya sido más lenta de lo que acostumbramos a ver en el sector TIC. En ese sentido, la plataforma de vídeo en streaming lleva disponible en Estados Unidos desde antes del pinchazo de la burbuja ‘puntocom’, pero no llegó a Reino Unido e Irlanda hasta 2012, Canadá en 2010, Alemania y Francia en 2014 o Latinoamérica en 2012. Ahora, en pleno 2015, aterrizará finalmente en España, Italia o Australia.

Además, el mercado del cine y la televisión en tarifa plana tiene un gran inconveniente de inicio: el alto coste de hacerse con los contenidos –especialmente los locales y las películas más interesantes para el público– tarda en rentabilizarse hasta que se consigue una masa de usuarios muy alta. Es por ello que no fue hasta el pasado año cuando las divisiones internacionales de Netflix (salvo Alemania y Francia) comenzaron a dar beneficios.

El negocio olvidado de Netflix: envío de DVD a domicilio

Aunque todos conozcamos Netflix por su servicio de películas y series en streaming, no menos importante en su cuenta de resultados es su negocio de venta y distribución de DVD a domicilio.

netflix

En este sentido, Netflix también permite comprar una determinada peli y encargar su DVD para que nos llegue a casa, como hacen Amazon y un sinfín de videoclubs orientados al formato físico de toda la vida. A pesar de que esta unidad de negocio se ha visto eclipsada por el éxito de la plataforma de visionado online (y estuvo a punto de segregarse del grupo en 2011) aún parece tener fuelle para seguir resistiendo en los próximos años -principalmente en Estados Unidos, ya que no está disponible ni en América Latina ni en Europa- y seguir complementando la oferta dual que cubre de principio a fin los anhelos de los amantes del séptimo arte y las mejores series de TV.

De ‘startup’ a ingresar 5.500 millones de dólares al año

Salvo un bache en 2011, el crecimiento de Netflix ha sido espectacular a lo largo de los años, no sólo en crecimiento de su catálogo y de número de usuarios sino, y muy especialmente de facturación y beneficios, lo que realmente importa en un negocio.

En ese sentido, el pasado año Netflix facturó nada menos que 5.500 millones de dólares, una cifra nada desdeñable para una empresa que nació con dos empleados y que hoy da trabajo a más de 2.180 profesionales en distintos países del mundo. Sus activos en la actualidad están valorados en más de 7.056 millones de dólares, incluyendo sus licencias de contenidos y las producciones propias de la empresa.

Y lo más relevante: Netflix es rentable. A diferencia de muchos de sus rivales en la industria de los contenidos digitales en suscripción (ya sea música, cine y televisión o lectura), Netflix anotó en 2014 un beneficio neto de 226 millones de dólares, un dinero que a buen seguro le servirá para financiar gran parte de las idiosincrasias necesarias para aterrizar en nuestro país.

Los contenidos propios, el secreto del éxito de Netflix

¿Conoces ‘House of Cards’? ¿Y ‘The Square’? ¿O quizás sigas la serie ‘Orange is the new black’? Todas ellas son producciones originales de Netflix, sin duda su gran valor añadido frente al resto de plataformas digitales (que se limitan a redistribuir los contenidos producidos por los grandes estudios y las cadenas de televisión) y la clave que ha creado una legión de fans incondicionales de esta marca.

Netflix ya tiene más de 60 millones de usuarios en todo el mundo

Se trata de producciones de altísima calidad y que compiten tanto en guion como en actores con las mejores producciones norteamericanas. Además, suelen explotar terrenos de ficción que aún no han sido muy utilizados por los grandes canales y cuyo público potencial puede ser muy fiel y adepto incondicional. La gran calidad de estas producciones originales de Netflix queda constatada no sólo por su éxito entre los fans y la acogida que tienen en redes sociales, sino también en forma de galardones: ‘The Square’ fue nominada en 2013 a los Óscar, primera vez en la historia que sucedía algo similar.

El catálogo en España

Precisamente el éxito de las producciones propias de Netflix en todo el mundo le traerá algunos problemas a la compañía a la hora de concretar su catálogo para nuestro país. Y es que, con los sucesivos retrasos en su llegada a España, Netflix comenzó a licenciar algunas de sus series de más éxito a distintos proveedores que ahora tienen los derechos en exclusiva de dichas producciones. Es el caso de ‘House of Cards’ (Wuaki, Canal+) y ‘Orange is the new black’ (Canal+, Movistar Series) que, estando en manos de sus principales competidores, no podrán ser el reclamo principal de Netflix cuando aterrice en España.

¿Qué series exclusivas podremos entonces ver en Netflix? Con toda probabilidad, este servicio llevará como principales puntas de lanza ‘Marco Polo’ (su producción más costosa hasta el momento: nueve millones de dólares), ‘Sense 8’, ‘Marseille’ o ‘Bloodline’; además de las series relacionadas con el mundo Marvel que trabaja de forma tan intensa Netflix, destacando entre ellas ‘Daredevil’.

En cuanto al catálogo general, Netflix no ha dado ninguna pista, aunque han prometido que dos de cada diez contenidos (tanto películas como series) serán de producción española. En estos momentos la compañía está en pleno proceso de negociación con los propietarios de los derechos para configurar la oferta que traerá consigo en octubre. Seguramente una buena parte de estas series y películas sean bastante añejas, ya que Netflix siempre ha primado en los distintos países donde se ha implantado el poder contar con temporadas completas de sus series antes que tener el último estreno de la semana (y pagar por ello importantes pluses), un terreno en el que además en España contamos con potentes actores como Movistar Series.

¿Cuánto costará Netflix en España?

Netflix no ha facilitado las cifras por las que se ofrecerá su servicio en nuestro país aunque, analizando los precios de sus principales competidores y la cuota que cobra en otros mercados de nuestro entorno podemos hacernos una idea aproximada.

wuaki-pelis

Por ejemplo, en Francia la tarifa plana estándar cuesta 7,99 euros al mes, 11,99 euros en el caso de la suscripción ‘premium’. En España, Nubeox cobra 10 euros al mes por su tarifa plana, en la que se incluyen series y películas pero también la emisión en directo de diez canales de televisión de pago, entre ellas FOX, AXN, TNT o National Geographic. Precios similares a los que también ofrece la española (aunque con capital japonés) Wuaki, 6,99 euros por la suscripción Selection, quienes además han dado la bienvenida a Netflix en su blog. Todo un detalle de elegancia y cortesía, veremos cómo resulta todo cuando comience la competencia feroz en octubre…

 

Imagen superior: Shardayyy

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.