Ciber Cultura Tendencias

Neil Young abandona el ‘streaming’

Neil Young.
Escrito por Manuela Astasio

El músico canadiense afirma, como ya lo hizo con el MP3, que este formato “apesta”, y que no volverá hasta que no mejore la calidad de su sonido.

El cantautor canadiense Neil Young, con décadas de trayectoria a sus espaldas y todavía en activo (y bastante interesado por las nuevas tecnologías), ha comunicado oficialmente su decisión de retirar su música de los servicios de streaming.

Lo ha anunciado a través de su perfil en Facebook, donde ha asegurado que esta elección no tiene que ver con el dinero ni con los acuerdos económicos con las plataformas online, que ya han enfrentado a artistas como Taylor Swift con Spotify y, en menor medida, Apple Music por márgenes que consideran injustos, sino “por la calidad del sonido”.

“Se acabó el streaming para mí. Espero que mis fans estén de acuerdo”, señaló hace unas horas a través de la red social que dirige Mark Zuckerberg. “Es por la calidad del sonido. No necesito que mi música se vea devaluada a la peor calidad de la historia de la distribución musical. No me siento bien consintiendo que sea eso lo que se vende a mis seguidores. Es malo para mi música”, ha asegurado, aunque ha dejado una puerta abierta: “si la calidad vuelve algún día, me lo plantearé de nuevo, nunca digas nunca”.

“Copiad mis canciones si queréis, es vuestra elección”, ha señalado en otro post publicado después. En él se ha puesto más cáustico, afirmando que la señal de radio de onda media suena “como una patada en el culo del streaming, y que otros formatos antiguos, como los casetes y los ocho pistas, también mejoran notablemente la calidad de la reproducción continua online. Young afirma que lo que está haciendo es preservar su música, “el trabajo de toda una vida”. “La estoy retirando de todos los servicios de streaming, porque en ese formato no es lo suficientemente buena como para ser vendida”, ha apuntado.

No obstante, Young sí ha dejado caer que sus ingresos “se han visto reducidos de forma dramática por acuerdos realizados sin mi consentimiento”, como los de otros músicos.

No es la primera vez que Young se muestra crítico con la calidad de algunos de los formatos más extendidos de distribución musical. Ya ha dicho en alguna ocasión, por ejemplo, que “el MP3 apesta”. El músico cuenta con un proyecto propio de reproducción digital de música en alta calidad, un dispositivo portátil llamado PonoPlayer, que financió mediante crowdfunding. El cantautor dejó así clara su posición en la vieja polémica de si la música digital volverá a sonar alguna vez tan bien como el vinilo: parece que él tiene bien claro que, de momento, no lo hace. “Haced que el streaming suene bien, y volveré”, ha sentenciado.

 

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.