Ciber Cultura Tendencias

Mujeres, tecnología y liderazgo: el reto de la equiparación en el sector TIC

mujeres-tecnologia

Tomamos el pulso al rol de las mujeres en el sector tecnológico, especialmente en cuanto al acceso a cargos directivos se refiere.Para ello, hablamos con algunas de las principales directivas TIC de nuestro país.

Durante muchos años, el sector tecnológico ha sido terreno vedado para las mujeres, resignadas a ocupar a lo sumo cargos administrativos o de gestión menor y con nóminas siempre inferiores a las de sus colegas masculinos. Poco a poco, en paralelo a la equiparación laboral en muchos otros mercados profesionales, el sexo femenino ha ido integrándose cada vez más en las áreas técnicas y como mandos intermedios  pero siempre se ha topado con esas mismas dos barreras difíciles de derribar: la igualdad salarial y el acceso a los cuadros directivos.

Este fenómeno se ha producido y se sigue produciendo en la inmensa mayoría de países del mundo, entre ellos España. En nuestro país, la equiparación de las mujeres a los hombres es aún incipiente, no sólo en el ámbito TIC sino en el mundo empresarial en general. No en vano, un estudio de la consultora PwC señaló en 2013 que apenas un 13% de los cargos directivos en España estaban ocupados por mujeres. Eso sí, la evolución es al alza: de acuerdo a ese mismo informe, el porcentaje de mujeres en los consejos de administración de las empresas del IBEX 35 ha evolucionado de un 6% en el 2007 a un 16% hace apenas dos años.

Apenas un 19% de los cargos directivos TIC mundiales están ocupados por mujeres

Según el informe Grant Thornton, ha habido muy pocos cambios en cuanto al acceso de la mujer a cargos directivos en los últimos años. En 2014, sólo el 22% de los puestos directivos estaban ocupados por mujeres en todos los sectores de la industria, en comparación con el 19% de 2004, y casi un tercio de las empresas no tienen mujeres en sus equipos de alta dirección de liderazgo, aunque esta cifra ha disminuido 6% en los últimos tres años. Por lo que se refiere a la Unión Europea (UE), el 26% los puestos más altos están ocupados actualmente por mujeres, en comparación con sólo el 17% en 2004.

Si nos centramos en el sector de la tecnología, sólo el 19% de los altos cargos directivos están ocupados por mujeres a nivel mundial, y en Europa este porcentaje es sólo del 15%, subiendo hasta el 17% en Asia y el Pacífico y 20% en América del Norte. Sin embargo, y a pesar de estos ratios, se espera que en 2018 estos porcentajes aumenten considerablemente.

mujeres-CEO

En nuestro país, aunque aún queda camino por recorrer, son ya muchas las mujeres que se encuentran al frente de grandes compañías tecnológicas y que, con su ejemplo y las políticas de integración y equiparación que llevan a cabo, están abriendo el camino para un futuro más igualitario en esta industria.

Cada vez más mujeres acceden al sector TIC

“Una gran parte de puestos directivos de las empresas se encuentran ocupados por hombres, aunque lo cierto es que en los últimos años vamos viendo progresivamente un cambio”, afirma Esmeralda Mingo, directora general de Sitel España, compañía especializada en soluciones de ‘contact center’. En su compañía ya hay una mayor proporción de mujeres que de hombres, tanto en el conjunto de la plantilla como en los puestos directivos.

Esmeralda Mingo, directora SITEL

Esmeralda Mingo, directora general de Sitel

De la misma opinión es Lorena Bassas, Fundadora y Country Manager España de la plataforma Top Doctors: “Creo que la situación de la mujer ha mejorado en todos los sectores, en general. Es cierto que según las estadísticas de media cobramos menos y tenemos menor presencia en puestos de poder pero tengo la firme convicción de que son ecos del pasado que están por desaparecer”. En su empresa, sin ir más lejos, el 90% de los trabajadores son mujeres.

María Fernanda González, CEO y cofundadora de InnoQuant, está percibiendo esa misma mejoría en la representación femenina en el sector tecnológico. “Durante mi trayectoria profesional y educativa, siempre la proporción mujeres/hombres en el campo de las TIC se ha mantenido en un 2/10 o 3/10 como mucho. Sin embargo, he de decir que últimamente veo más currículos de mujeres en TIC por lo que la proporción incluso puede estar alcanzando un 4/10”. En su empresa, el porcentaje actual de mujeres es del 33%, todas con un perfil altamente técnico. Hace dos años apenas suponían el 17%.

También Mar Aguado, directora general de la Unidad Iberia de la consultora Entelgy, comparte el optimismo en este sentido: “El sector tecnológico siempre ha estado más asociado a hombres que a mujeres, pero percibo una tendencia para acabar con esta situación. No se trata de que en el sector haya un 50/50, aunque es cierto que la discriminación positiva ha impulsado la tendencia a la búsqueda de paridad; sino de dejar que las personas elijan su trayectoria sin prejuicios y que la proporción de hombres y mujeres sea algo natural”. En el comité directivo de su compañía hay ya tres mujeres y siete hombres.

“Para tener éxito en el sector de TI es necesaria una inversión personal para mantenerte a ti mismo al día, no sólo en las tecnologías de tu propia compañía, sino también en todas aquellas relacionadas y que afectan al rendimiento de los sistemas de información de los clientes. Otro requisito es ser un buen comunicador, capaz de interactuar con diferentes organizaciones en todos los sectores y aportando valor a todos sus recursos, sea cual sea su perfil”, explica a su vez Veronique Dufour-Thery, Directora para el Sur de Europa en Compuware. “Muchas mujeres tienen esos puntos fuertes y es por eso que cada día vemos a más mujeres asumiendo puestos de responsabilidad en distintos niveles de una organización y también en la alta dirección”.

Veronique Dufour-Thery, directora para el Sur de Europa de Compuware.

Veronique Dufour-Thery, directora para el Sur de Europa de Compuware.

Marta Plana, Socia Cofundadora y General Counsel de Digital Origin, ha vivido la mayor parte de su vida profesional en EE UU, “un país donde el hecho que las mujeres ocupen puestos directivos no es noticia. Allí se valora trabajar muchas horas y la motivación ante un determinado reto, no tanto si eres hombre o mujer, por lo que despuntan mujeres como Meg Whitman, CEO de Hewlett Packard, Sheryl Sandberg, mano derecha de Mark Zuckerberg en Facebook, o Marisa Meyer, CEO de Yahoo desde 2012”. Según explica Plana, en el sector TIC de Estados Unidos, aunque en los consejos de administración siguen figurando más hombres que mujeres, ellas ya ocupan puestos de poder más altos y a mayor velocidad que en cualquier otro sector empresarial”.

Las causas de este incremento de mujeres en el sector 

“Cada vez somos más el número de mujeres con formación de alto nivel, de hecho, el 60% de los licenciados en España son mujeres. Igualmente, es cada mayor el número de profesionales-mujeres con amplia experiencia que hemos ido mostrando nuestra valía y conocimientos y hemos podido acceder a puestos de dirección en los que día a día ponemos en valor nuestra capacidad para competir en igualdad de condiciones con profesionales-hombres en nuestro sector”, afirma Esmeralda Mingo.

Lorena Bassas tampoco cree en las casualidades y atribuye esta mejoría de la mujer en el sector TIC a que las profesionales se están “formando a conciencia y ya llevamos años haciéndolo. Lo reflejan los datos de licenciados que publican todos los años las universidades españolas. Hay más mujeres tituladas que hombres. Es cierto que son menos en Informática pero la cifra crece y lo hace también en otras Ingenierías o en carreras como Arquitectura”.

Lorena Bassas, Fundadora y Country Manager España de Top Doctors

Lorena Bassas, Fundadora y Country Manager España de Top Doctors

“Creo que cada vez más las empresas españolas están entendiendo que se debe primar el esfuerzo, la dedicación y la ilusión que cada uno aporta en el trabajo, y no tanto si es un hombre o una mujer quien lo lleva a cabo”, opina Marta Plana. “Se está implementando esta filosofía de trabajo entre las empresas españolas y por eso cada vez es más habitual encontrar compañías tecnológicas lideradas por mujeres”.

María Fernanda González apunta a otro de los catalizadores de la igualdad profesional entre hombres y mujeres: la legislación: “En mi opinión, este incremento de mujeres al frente de compañías tecnológicas no es casualidad, es resultado de normativas europeas. La normativa comunitaria exige que en el año 2020 un 40% de los consejeros de las compañías cotizadas sean del género femenino razón por la cual algunas empresas están acelerando el ritmo de incorporación de mujeres a sus consejos. Estas acciones tienen repercusión también en los demás puestos de las empresas y como consecuencia, en todos los sectores industriales, hay aumento del número de mujeres, no solo en el sector TIC”.

Veronique Dufour-Thery  opina que “la mujer está cambiando las reglas del juego y no se va a conformar con los viejos patrones de género. Creo que las mujeres están preparando el viaje para cambiar la cara de los líderes del sector tecnológico del futuro”.

Por su parte, Mar Aguado cree que el proceso de equiparación de hombres y mujeres se debe a una simple cuestión de lógica: “Las empresas  ya se dieron cuenta de que no dar el mismo trato a hombres que a mujeres carece de sentido. El trato debe ser equitativo a todos los profesionales, no basado en discriminaciones de género o de otro tipo racial o cultural”.

El camino hacia el liderazgo femenino en las TIC

La Directora para el Sur de Europa de Compuware, Veronique Dufour-Thery, nunca ha pensado en sí misma como parte de una minoría ya que “desde el inicio de mi carrera profesional nunca pensé que la igualdad o desigualdad de género fuera a ser un problema en mi carrera.  Se lo debo a mi madre, una mujer muy por delante de su tiempo que no consideraba esta traba. Ella siempre me decía: “donde hay una voluntad hay un camino“.

Por su parte, Dufour-Thery confiesa que, cuando comenzó a trabajar, “ser una mujer en el entorno de la alta tecnología era algo nuevo y pensé que podría utilizarlo a mi favor. Ha sido realmente enriquecedor y divertido trabajar con equipos formados por hombres sabiendo que, siendo la única mujer, podía aportar una visión diferente, enfoques diferentes y, en definitiva, formas de pensar distintas”. Sin embargo, un poco más tarde, en la década de los noventa, se dio cuenta de que esto podría ser un problema, al menos en algunas empresas, por lo que decidió desarrollar su carrera profesional en compañías internacionales de desarrollo de software con mentalidad innovadora y “en las que ser mujer u hombre fuera indiferente a la hora de asumir una responsabilidad o desarrollar una carrera profesional”.

En otros casos, el camino es más sencillo, como afirma Mar Aguado, directora de la Unidad Iberia de Entelgy: “A la largo de toda mi trayectoria profesional he tenido la suerte de curtirme en varios ámbitos del sector tecnológico, y he podido aprender y disfrutar de cada una de ellos. Trabajo en Entelgy desde hace ya 12 años, y mis compañeros han confiado ahora en mi experiencia y en toda mi trayectoria para que lidere la unidad Iberia. En ningún momento puedo decir que me haya sentido inferior o peor valorada por el hecho de ser mujer”.

María Fernanda González, CEO y cofundadora de InnoQuant

María Fernanda González, CEO y cofundadora de InnoQuant

Las dificultades también pueden surgir incluso a la hora de que una mujer monte su propia empresa TIC. Como explica la cofundadora de InnoQuant, María Fernanda González, antes de llegar a fundar esta compañía, cuando era solo una mera idea, se encontró con barreras mentales de gran cantidad de profesionales a su alrededor: “La mayoría me desanimó y me daban argumentos ´racionales´ para no hacerlo (estamos en plena crisis, es una locura, no te arriesgues…). Las barreras de género y los miedos en este aspecto muchas veces venían de las propias mujeres (tienes un hijo, no tendrás tiempo para él, es muy difícil en este mundo de hombres siendo mujer…). Por suerte, no era la primera vez que me enfrentaba a estos miedos ya que he aprendido a entender estas  frases negativas como proyecciones de los miedos de otros que, de ningún modo, corresponden a los míos. He sido Scout, he estudiado Física e Ingeniería, he vivido con militares y siempre he tenido que convivir con el pensamiento y las necesidades del rol masculino. He aprendido a convivir con ellos y ellos conmigo, respetándonos tanto como individuos como en el rol profesional que nos corresponde. Es una cuestión de aprendizaje”.

El acceso (de base) de las mujeres a las TIC

Con el objetivo de paliar esta desigualdad entre hombres y mujeres en el acceso profesional a las TIC, grandes compañías y organizaciones mundiales están poniendo su granito de arena para que las barreras existentes dejen de ser una realidad en el día a día de las profesionales.

Google, por ejemplo, cada año otorga un premio a alumnas de pregrado o postgrado que quieran estudiar en el extranjero y especializarse en estudios relacionados con la Informática. Se le conoce como la Beca Anita Borg.

mujeres emprendedoras

Por otro lado, a finales de 2013, Code.org lanzó la campaña “La Hora del Código” para incentivar una mayor vocación hacia los estudios de informática. Después de la primera semana, 15 millones de estudiantes habían escrito más de 500 millones de líneas de código y más de la mitad de los participantes fueron niñas.

Un largo camino por recorrer

Aunque las perspectivas son positivas y se han logrado grandes avances en los últimos años, aún queda un largo trecho hasta lograr la plena integración de la mujer en la industria TIC y, más aún, para lograr su acceso en igualdad de condiciones a los puestos de máxima responsabilidad.

Esmeralda Mingo, directora general de Sitel España, confirma esta impresión y considera que “en términos globales, las mujeres siguen estando poco representadas en los puestos de alta dirección en las empresas. Por desgracia, todos conocemos datos y experiencias que muestran que tal equiparación no es real a día de hoy”. En su opinión, “la legislación y la presión social han jugado un papel fundamental en la mejora de las posibilidades y las condiciones de la mujer en el trabajo, por tanto, creo que ése es el camino a seguir”.

Para Lorena Bassas, Fundadora y Country Manager España de TopDoctors, la equiparación tampoco lo es al 50-50 en la actualidad. “Considero que falta tiempo, las mujeres nos estamos formando y estamos pisando fuerte. Con el paso de los años la situación se regularizará y será normal ver a mujeres haciendo ‘trabajos de hombres”.

Mar Aguado, directora general de la Unidad Iberia de Entelgy

Mar Aguado, directora general de la Unidad Iberia de Entelgy

Mar Aguado, de Entelgy, alude a otro aspecto que debe atajarse en los tiempos venideros: la igualdad salarial: “España es uno de los países con peores notas en materia de igualdad salarial comparado con el resto de Europa, y esto es muy preocupante. Deberíamos estar más concienciados de que esta situación existe y de que es un atraso”.

Un camino hacia la equiparación entre hombres y mujeres que se ha superado en segmentos específicos como el del software. Así lo cree Veronique Dufour-Thery (Compuware), quien afirma que “es una industria en la que las mujeres pueden sentirse muy cómodas y en el que la brecha de género se ha superado. Mi experiencia es que las mujeres en este sector no tienen quejas sobre discriminación y consideran que sus condiciones de trabajo son buenas y pueden desarrollar su carrera profesional de manera satisfactoria”. En su opinión, las mujeres que trabajan en el entorno de las TI tienen la gran oportunidad de inspirar a nuevas generaciones: “Hemos hecho una gran contribución en la construcción de este sector y es vital que las empresas que lo conforman se aseguren de que continuemos haciéndolo”.

María Fernanda González, CEO y cofundadora de InnoQuant opina en este sentido que “las oportunidades están abiertas y las políticas sociales están ayudando a incentivar a que las mujeres encuentren enormes satisfacciones en el mundo TIC. La sociedad, la cultura y la educación que los nuevos padres brindan a sus hijos tendrán una profunda influencia en las decisiones de las mujeres que quieran seguir este camino y en los hombres que quieran seguir otros fuera de los tradicionales”.

Marta Plana, directora DIGITAL ORIGIN

Marta Plana, cofundadora y General Counsel de DIGITAL ORIGIN

Llegar al nivel de países más avanzados en la materia, como Estados Unidos, es otro de los retos. Según Marta Plana, Socia Cofundadora y General Counsel de Digital Origin, “en EEUU debo decir que nunca he notado diferencias en el trato entre hombres y mujeres, y que siempre ha primado la motivación y las ganas de trabajar. En España, sí echo en falta más mujeres en puestos directivos, tanto en empresas tecnológicas como de otros sectores”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.