Ciber Cultura

Meccanoid G15 KS abre nuevas perspectivas en la programación robótica dirigida a los niños

meccanoid
Escrito por Mihaela Marín

El sistema de construcción de juguetes a partir de placas en distintas formas y colores y previstas con agujeros para ser unidas a otras piezas a través de tornillos sigue siendo igual de actual que hace más de 100 años, cuando su fundador, Frank Hornby, patentó la idea y creó Meccano, una de las compañías de juguetes más destacadas de la historia.

En un momento en el cual nombres como Arduino y Raspberry Pi han conseguido expandir la afición para la construcción de prototipos caseros, entre ellos aparatos electrónicos o sistemas de impresión en 3D, se puede afirmar que las condiciones no pueden ser más apropiadas para mover el juego de montar y configurar componentes de hardware y software desde los adultos a los más jóvenes.

Con fuertes raíces en las aplicaciones educativas de construcción de juguetes, Meccano no deja pasar la oportunidad y vuelve a llamar la atención de su público, esta vez con un proyecto que pretende enseñar a los niños con edades entre 5 y 14 años a crear y programar sus propios robots. Presentado en el CES, el Meccanoid G15 KS ganó la confianza de su audiencia y se llevó el premio “Last Gadget Standing”.

Detrás del proyecto está Spin Master, una compañía canadiense de entretenimiento infantil que compró Meccano en 2013 y ahora parece que está intentando crecer su visibilidad de nuevo en el sector a través de un robot diseñado para interactuar con los niños.

A nivel de características físicas tiene una altura en torno a 1,2 metros y está formado por 550 placas de policarbonato resistentes al impacto que, manteniendo la tradición de los productos de Meccano, se pueden reutilizar para dar al robot otras apariencias. Los dos “ojos” de LED llegan a  una gran variación de colores.

El concepto en torno al cual ha girado el trabajo de desarrollo del equipo ha sido la simplicidad. Según explica la compañía, el motor informático, llamado “Mecca Brain”, es el elemento central que sostiene su capacidad de hablar y de reconocimiento de voz. La característica le permite reproducir miles de expresiones, bromear o iniciar conversaciones. Por otro lado, viene equipado con un sistema inteligente de servomotores y sensores de posiciones que hacen posible su desplazamiento.

Sin embargo, el principal objetivo por el cual se ha construido el Meccanoid G15 KS va más allá de la creación de una máquina capaz de andar y hablar. La compañía quiere ofrecer un prototipo de inteligencia artificial capaz de estimular la imaginación de los niños y de hacerlos descubrir el territorio de la computación robótica.

Prueba de ello son las tres opciones de programación: el sistema Learned Intelligent Motion le permite al robot grabar y reproducir los movimientos que el usuario desea, la aplicación MeccaNoid ayuda a crear sus movimientos mediante la manipulación de un modelo en 3D y un smartphone colocado en su pecho le da la capacidad de imitar los gestos del niño.

Spin Master ha añadido que la plataforma de construcción robótica del Meccanoid G15 KS estará disponible para la venta en las principales cadenas y tiendas electrónicas a un precio de 399 dólares. Mientras tanto, el esfuerzo de introducir la tecnología de Meccano en las escuelas será posible a través de una colaboración con los centros educativos de robótica e ingeniería más importantes del mundo.

Imagen principal 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.