Entretenimiento

Bye bye Airbnb: Madrid ilegalizará el 95% de pisos turísticos del centro

Bye bye Airbnb: Madrid ilegalizará el 95% de pisos turísticos del centro

Debido a las exigencias impuestas en los nuevos requisitos, el Ayuntamiento de Madrid ilegalizará el 95% de las viviendas turísticas del distrito Centro, suprimiendo gran parte de la oferta de plataformas como Airbnb.

Hace unos días te contábamos en TICbeat que Palma se ha convertido en la primera ciudad española en prohibir el alquiler de pisos turísticos. A partir del próximo mes de julio los propietarios de un piso o apartamento en Palma no podrán alquilar su vivienda a turistas salvo excepciones contadas y de las 11.000 plazas de alquiler actuales, únicamente 645 son legales.

En plena vorágine de la fiebre Airbnb que, sin control ni regulación expone a los barrios a la gentrificación y a la turistificación, alimenta la burbuja inmobiliaria y hace peligrar a los negocios locales frente a grandes multinacionales, Madrid también lanza su propio paquete de medidas con el fin de proteger a los residentes de la zona Centro y priorizar el acceso a la vivienda, devorado por el alquiler turístico.

Gentrificación 2.0 y turistificación, las consecuencias del “efecto Airbnb”

De este modo, el Ayuntamiento de Madrid ilegalizará el 95% de las viviendas turísticas del distrito Centro al exigir requisitos idénticos a hoteles y apartamentos turísticos, entre los que se incluye un acceso independiente desde la calle, según ha apuntado hoy el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. El plan de usos de alojamientos turísticos podría aprobarse de forma definitiva en los meses de noviembre o diciembre.

El plan establecerá protocolos de actuación para frenar el mobbing inmobiliario que expulsa a los vecinos de sus edificios residenciales y además, se valora una regulación más o menos restrictiva para cada una de las nuevas áreas: el Área 1 atañería al distrito de Centro, el Área 2 afectaría a los distritos de Chamberí, Arganzuela, parte de los distritos de Salamanca y Retiro y el barrio de Argüelles en el distrito de Moncloa-Aravaca, el Área 3 correspondería al resto de la almendra central y zonas de Puerta del Ángel, Príncipe Pío y Chamartín mientras que al área 4 pertenecería el resto de la capital madrileña.

Por el momento, y con el borrador de la propuesta presentado, algunas medidas son la prohibición total de cambio de uso residencial a terciario en las zonas A1 y A2, la prohibición de abrir cualquier tipo de vivienda turística en edificios de uso residencial salvo que cuente con acceso independiente desde la calle o la exigencia de un plan especial autorizado por el ayuntamiento para los cambios de uso en el resto de áreas. Para perpetrar sus objetivos existirá un refuerzo en la inspección y un mayor control digital.

Un pulso frente a la sobreocupación turística que ahoga a los madrileños

Desde el Ayuntamiento han destacado que no se quiere frenar el turismo, sino la sobreocupación turística, preservando la garantía y uso residencial en las áreas centrales de Madrid. El pasado mes de enero se aprobó una moratoria para suspender durante un año de la concesión de licencias para todas las modalidades de alojamiento turístico: establecimientos hoteleros, albergues, hostels, apartamentos turísticos y viviendas de uso turístico.

En el borrador se han recogido toda clase de análisis acerca del régimen de implantación de viviendas de uso turístico, habiendo participado más de 80 representantes de asociaciones y colectivos, asociaciones de vecinos, plataformas, investigadores y representante del sector turístico tradicional, investigadores, además de los grupos políticos municipales y los representantes municipales.

Fuente | Público

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

1 Comentario

  • Era de esperar algo así, el uso de estos alquileres ha aumentado considerablemente en poco tiempo (yo soy una de los que los usa, todo hay que decirlo) y si no se regulan puede que se genere un gran descontrol.