Ciber Cultura Tendencias

Los ‘nuevos ricos’ de la tecnología

ironman
Escrito por Marcos Merino

Elon Musk (SpaceX), Travis Kalanick (Uber) y Evan Spiegel (SnapChat) son algunos de los más recientes miembros de la lista Forbes procedentes de Silicon Valley.

Todos conocemos a Bill Gates o a Mark Zuckerberg, sabemos que se hicieron ricos gracias a Microsoft y Facebook, respectivamente. Pero en los últimos años Silicon Valley ha seguido generando multimillonarios, y queremos repasar algunos de los más destacados:

Elon Musk (CEO de Tesla Motors y otras)

Elon Musk vendió su primer software, un videojuego llamado ‘Blastar’ que él mismo había programado, con 12 años. 6 años después, en 1989, saldría de la Sudáfrica del Apartheid en dirección a Norteamérica. Sólo 10 años después fundaría una empresa de servicios financieros on-line llamada X.com, que en febrero de 2001 cambió su nombre a PayPal Inc. El resto es historia: siendo él accionista mayoritario de PayPal, la compañía es adquirida por eBay y él gana 150 millones de dólares en la operación.

Mientras que otros compañeros de lo que vendría a llamarse la ‘PayPal Mafia’ se lanzaron a crear empresas de Internet como YouTube, LinkedIn o Yelp, él decidió crear 3 empresas tecnológicas (SpaceX, Tesla Motors y Solar City) que le han permitido convertirse en el mayor proveedor de energía solar de EEUU, firmar un contrato de 3.100 millones de dólares con la NASA y, por supuesto, a entrar en la lista Forbes gracias a su actual patrimonio de 13.800 millones de dólares.

Travis Kalanick, Garrett Camp y Ryan Graves (Uber)

Paris, Francia. Año 2008. Un par de jóvenes estadounidenses llamados Travis Kalanick y Garrett Camp están sufriendo para encontrar un taxi en la capital francesa, y se les ocurre que sería mucho mejor poder encargar el viaje directamente desde su smartphone. Kalanick era un emprendedor que abandonó la universidad para crear (y poco después, quebrar) un buscador llamado Scour. Poco después se volvería a lanzar a crear una empresa de desarrollo de software llamada RedSwoosh, que vendería en 2007 por 23 millones de dólares. Su problema con los taxis parisinos fue una mera consecuencia del año sabático de viajes que siguió a aquella venta millonaria.

Meses más tarde, ya de vuelta en los Estados Unidos, Kalanick y Camp fundarían una empresa llamada Uber. Un año más tarde se les uniría Ryan Graves como director general de la compañía, después de que contestara a una oferta de trabajo en Twitter.

Ahora, unos cientos de polémicas legales más tarde, Uber está valorada en 18.000 millones de dólares, y ellos tres son miembros de la lista Forbes, con patrimonios de 5.300 millones de dólares en el caso de Kalanick y Camp, y de 1.400 millones de dólares en el de Graves.

Evan Spiegel (CEO de Snapchat)

Evan Spiegel abandonó la Universidad de Stanford cuando sólo le faltaban unos pocos créditos para conseguir el título. Él y otros dos compañeros habían tenido una idea que rápidamente se convertiría en un proyecto empresarial y centraría toda su atención: en 2012 desarrollaban y lanzaban la hoy popular app de mensajería instantánea Snapchat.

Spiegel había dado en el clavo a la hora de ofrecer a los adolescentes estadounidenses la herramienta de comunicación móvil que necesitaban. Rápidamente, los usuarios empezaron a ingresar en la app con la misma velocidad con que los dólares entraban en la cuenta de la compañía, hasta en punto de suscitar la atención de los jóvenes gigantes de Internet a los que las nuevas tendencias móviles habían pillado con el paso cambiado. Hoy, Spiegel puede presumir de haber sido la única persona que dijo ‘No’ a Mark Zuckerberg cuando éste puso 3.000 millones de dólares encima de la mesa para adquirir Snapchat en 2013.

Realmente, Spiegel puede presumir de algo más: de un patrimonio de 1.500 millones de dólares que le han convertido, a sus 25 años recién cumplidos, en el milmillonario más joven de la última lista Forbes. Lo último que hemos sabido de él, esta misma semana, es que se confirmaba su relación con una de las supermodelos mejor pagada del mundo: Miranda Kerr. Dios los cría…

Imagen | Fragmento de la portada de ‘Superior Iron Man #1’, por Yıldıray Çınar para Marvel Comics

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.