Entretenimiento

Los juguetes más famosos de los 90

Los juguetes más famosos de los 90

Repasamos cuáles fueron los juegos y juguetes más famosos de los años 90. la década que marco a toda a una generación con productos icónicos como los Play-Doh, el Furby, el Tamagotchi o los Meccano.

Tal vez no fuese la era con tecnología más sofisticada, pero ¿quién no echa de menos los años noventa? Si en el apartado cinematográfico brillaron Pulp Fiction, Cadena Perpetua, Toy Story o Matrix, en el terreno de las golosinas triunfaban los Fresquitos, los Caramelos Pez, los Bubaloos o Two to One y por la radio no dejaban de sonar Nirvana, las Spice Girls, Red Hot Chili Peppers, Oasis, Maná o Amistades Peligrosas, hoy toca repasar cuáles fueron los juguetes y juegos más famosos de la década.

Un día en los noventa: ¿Cómo era vivir hace 20 años?

Ya sea porque lo recuerdas en carne propia o porque viviste la emoción de hijos, hermanos mayores o pequeños, primos u otras personas de tu entorno, vuelve al pasado y recuerda cuáles eran los juguetes más populares de los 90, teñidos de encanto y nostalgia. Los coleccionistas y amantes de lo retro incluso están dispuestos a desembolsar una buena cantidad de dinero por hacerse con ellos en plataformas como Todocolección o eBay. ¡Vamos allá!

El peludo Furby, el tierno precursor del juguete inteligente

Los mejores juguetes de los años 90

Precursor de los juguetes inteligentes, emblemático para muchos, terrorífico o cuanto menos inquietante para otros, la pesadilla de muchas madres y desde luego, un bicho peludo y adorable comparado con los Gremlins que marcó a toda una generación. El Furby, nacido allá por el 98, requería una amplia serie de cuidados, interactuaba con sus dueños y tenía capacidad de aprender. ¿Cómo le ibas a decir que no a esos enormes ojitos?

El Tamagotchi, tensión eterna a cargo de una mascota virtual

Los juguetes más famosos de los 90

De origen japonés y disponible con carcasas de diferentes diseños y colores, esta diminuta mascota virtual a la que debías alimentar, limpiar, enseñar, entretener y cuidar con un estricto compromiso para evitar que se fuese al otro barrio vino al mundo a partir de 1996. Aunque también podías matarlo con el botón de ‘reset’ trasero, el fallecimiento del tamagotchi -o en algunas versiones, su retorno al planeta del que procedía- sumió a miles de niños en pequeñas depresiones que alientaban a cuidar mejor al siguiente.

La Herencia de Tía Ágata: una macabra mansión plagada de trampas

Juguetes de los noventa

Su anuncio recordaba, paradójicamente, a las novelas negras de Agatha Christie: este juego de mesa de delicioso diseño consistía en hacerte con la cuantiosa fortuna de la tía Agatha, para lo cual debías ir matando a través de trampas a todos los posibles herederos, entre los que se incluían personajes dispares como el novio, la peluquera, el profesor de tenis, la adivina o el gato. A día de hoy, sigue teniendo sus adeptos, al igual que su coetáneo más famoso, el Cluedo.

Los Meccano, la antesala de los muebles Ikea

Los juguetes más famosos de los noventa

Para aquellas personitas más pacientes y habilidosas nacieron los Meccano, que aunaban pequeñas estructuras y setas con los que se podían construir coches, montacargas, coches y casi toda clase de aparatos, que cobraban vida tras introducirse las pilas. A día de hoy se han sofisticado, por lo que ya incluyen desde luces LED, a detectores de voz y pueden ser controlados a través de una app móvil.

Sky Dancers, para conquistar los cielos

Sky Dancers, las muñecas que conquistaron el cielo

¿Las recuerdas? Tirabas de un cordón y estas muñecas, con diseños tan cursis como oníricos, eran capaces de volar. A día de hoy son otro de los juguetes de culto más demandados por los coleccionistas.

¿Quién es quién?: cuando hasta un lunar importa para ganar

Juguetes de los noventa

Otro de los juegos más simples y a la vez adictivos de los noventa, disponible para dos jugadores que se agenciaban el color rojo o el azul. A través de preguntas alusivas a la apariencia física los participantes debían adivinar el personaje elegido por su adversario, mientras que los descartes se iban tumbando. Aunque llegaron versiones modernas con luces, botones y otros añadidos, ninguna causó tanto furor como la original.

Polly Pocket: un mundo en miniatura

Los juguetes más famosos de los noventa

¿Recuerdas aquellas polveras de colores convertidas en pequeños habitáculos para la muñeca Polly creadas por el juguetero Chris Wiggs a finales de los ochenta? Con forma de libro, corazón, flor, castillo o concha marina evolucionaron a modelos cada vez más gandes y detallados. Hoy en día, estos juguetes originales de fantasía y espectacular diseño se están vendiendo por miles de euros.

Play-Doh: la mágica plastilina sin límites

Los juguetes más icónicos de los noventa

Casi todo el mundo recuerda esta mágica plastilina por sus pegadizas canciones, en las que incluso hacia acto de aparición Leticia Sabater. Play-Doh anunciaba toda clase de kits de plastilina de los 90, incluyendo sesiones de peluquería y fabricación de pasteles.

Robot Emilio, el autómata más adorable de la década

Los juguetes más famosos de los 90

¿Quién no recuerda sus ojitos rojos, su bandeja y su porte de pequeño mayordomo? El robot Emilio se manejaba a través de un mando a distancia y miles de infantes salivaron por recibirlo en aquellas lejanas Navidades de los noventa.

Los icónicos Playmobil: tu oportunidad de ser pirata, tener una granja o ser sheriff

Los juguetes más icónicos de los noventa

Poco se puede decir de uno de los juguetes más emblemáticos y que a día de hoy sigue sacando nuevas colecciones, figuritas y diseños. Allá por los años noventa, el barco pirata, la granja o el fuerte medieval eran algunos de los Playmobil más codiciados y no precisamente baratos para los pobres Reyes Magos. Si eres un gran coleccionista, es posible que alguno de ellos luzca estupendamente en tu salón.

El maletín de Pin y Pon, la casita de tus sueños

Los mejores juguetes de los noventa

Los muñequitos cabezones fueron otros de los reyes de la década, siendo el juguete estrella este maletín que emulaba una casa con toda serie de comodidades, como el jardín, la piscina, el tobogán o el garaje.

Magia Borrás, para los que soñaban con ser Tamariz

Juguetes de los noventa

Un juego que sigue cosechando éxitos en la actualidad gracias a la variedad de trucos clásicos de magia que los niños pueden aprender con elementos como las barajas de cartas, la varita mágica o el cubilete de datos.

La familia Nova…¡para aprender cualquier cosa!

http://tiemporetro.blogspot.com/

Alfanova, Choconova, Filatelic-nova, Micronova, Tejenoca, Cheminova, Modelonova… ¡La lista podría prolongarse casi hasya el infinito! Con estas cajas los más pequeños alimentaban su curiosidad y aprendían toda clase de técnicas, conocimientos y materias. Desde descubrir las maravillas de la arqueología y el Antiguo Egipto a fundir chocolate, hacer serigrafía, tejer o montar su propio globo terrestre. Como curiosidad, esperemos que nadie se confunda recordando Drogo-nova, anunciado como “tu primer laboratorio de droga”

 

Rosaura: una muñeca tal vez más alta que tú

Juguetes de los noventa

“Es como una amiga casi como tu de alta….

y su pelo crece para que puedas peinarla…

ponle tus vestidos, jumpers o bufandas…

y como además camina te acompaña”.

Esta era la canción de Rosaura, otra de las joyas de la casa Jesmar y que también venía complementada por su trenzador mágico. En este caso, se trataba de una muñeca a tamaño real que prometía ser la fiel amiga de quién la trasladase de la juguetería a su casa. ¿Cómo cabría en el saco de Papá Noel?

Imagen Juegos Nova | Tiempo Retro

Imagen Meccano | Janeen

Imagen Tamagotchi | American Apettite

Imagen Polly Pocket | Herry Lawford

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.