Ciber Cultura

Los habitantes de Austin votan contra Uber y Lyft

uber_protest
Escrito por Marcos Merino

Un 56% de los electores se pronunciaron en referéndum contra una propuesta que ha unido a los dos grandes rivales en pro de una flexibilización normativa.

Ayer, los votantes de Austin (la capital del estado de Texas) estaban llamados a participar en un referéndum que, indirectamente, decidiría el futuro de la presencia en la ciudad de las dos principales compañías de transporte a demanda del mercado estadounidense.

El asunto a votar no era, sin embargo, la aceptación por parte de la ciudadanía de la actividad de las compañías en su territorio (donde llevan operando ya dos años), sino una propuesta presentada por un ‘comité de acción política’ financiado por las propias Uber y Lyft, que permitiría flexibilizar las estrictas normas ahora vigentes sobre verificación de antecedentes de los conductores mediante análisis de la huella digital.

La clave del enfrentamiento es que cuando ambas empresas se instalaron en la ciudad, se les permitió actuar al margen de dicha normativa de verificación, que sí afectaba a los taxis. Sin embargo, la ordenanza se endureció el pasado mes de diciembre: Lyft y Uber alegaron que el sistema de huellas dactilares era ‘discriminatorio con las minorías étnicas’, además de que provocaría una ralentización inaceptable en el proceso de alta de nuevos conductores.

Las dos compañías habían invertido 8 millones de dólares en la campaña previa al referéndum y advertido de que un voto contrario a su propuesta les obligaría a abandonar sus operaciones en la ciudad. Pero el ultimátum no parece haber impactado a los habitantes de Austin, que ayer votaron de manera mayoritaria contra dicha propuesta (un 56% de los votos fueron negativos).

El alcalde de la ciudad, Steve Adler, expresó en un comunicado que “el pueblo ha hablado alto y claro esta noche. Uber y Lyft son bienvenidos si quieren quedarse en Austin […] nadie quiere que se vayan y no estamos pidiendo que lo hagan“. La concejala Ann Kitchen, que lideró la defensa de la postura pro-regulación, se mostró de acuerdo con la mano tendida de Adler a las compañías, pero también quiso dejar claro que el electorado quería seguir manteniendo el control de la legislación municipal.

Uber también ha amenazado con abandonar Houston por un conflicto similar: habrá que ver si el resultado del referéndum de Austin influye de algún modo en su postura.

Imagen | Protesta contra Uber en Portland en enero de 2015 (Wikipedia)

Vía | USA Today

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.