Ciber Cultura

Los enjambres de pequeños robots podrían cambiarnos la vida

robots
Escrito por Marcos Merino

Las obras de ciencia-ficción nos hace vincular ‘robótica’ con androides, pero quien más podría cambiarnos la vida son los robots menos parecidos a nosotros.

El ingeniero español Eduard Castelló trabaja en el Ishiguro Lab de la Univ. de Osaka (Japón). Esta institución es famosa por sus humanices realistas, pero Castelló está inmerso en otra línea de investigación en las que deposita sus esperanzas de cambio tecnológico.

Quizá por influencia de la ciencia-ficción, “cuando hablamos de robots, la mayoría de la gente piensa en un humanoide con figura humana”, afirma Castelló en una entrevista proporcionada a la Agencia SINC. Pero “la industria y la sociedad se enfrentan a problemas que no se pueden resolver con un robot de ese tipo, así que hay otro campo de la robótica –en el que trabajo– que subdivide problemas complejos empleando muchos robots, más simples, baratos y fáciles de reemplazar. Investigo cómo operadores humanos pueden controlar grandes grupos de robots y hacerlos eficientes”.

En su último paper publicado, Castelló propone un nuevo método “más simple y escalable que los actuales”, para lograr que robot autogestionados realicen labores de ‘foraging’ (recolección de recursos). “Los algoritmos de foraging pueden ser un paso importante para automatizar trabajos en campos como la minería, la logística o la agricultura”.

Tres líneas de obstáculos

Pero, avisa, “en cada parte de la cadena investigación-empresa-consumidor hay un problema”. En el primer eslabón, el académico, el problema se centra en el acceso a recursos, con el obstáculo añadido de la gran cantidad de pequeños robots necesarios para las investigaciones (aspecto que están empezando a resolver gracias a la impresión en 3D).

A nivel empresarial, el gran problema es el de la regulación, como ocurre con el coche de Google (…) aunque el coche conduzca por ti, por ley tú no puedes dejar de prestar atención a la carretera, ya que si se produce un accidente el culpable eres tú. Son asuntos legales que hay que regular”.

Con respecto al consumidor, “el problema es cómo controlar un enjambre de robots. Los humanos tenemos un límite de complejidad que podemos manejar (…) no hay manera de que una sola persona pueda controlar cien o mil robots a la vez con su grado de autonomía. (…) Es un reto difícil”.

Vía | Agencia SINC

Imagen | Wikipedia

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.