Entretenimiento

La viuda de Steve Jobs se convierte en propietaria de The Atlantic

Escrito por Marcos Merino

La revista, fundada hace 160 años, tuvo un papel relevante pero poco conocido en la creación del concepto de hipertexto.

Laurene Powell se casó en 1991 con Steve Jobs, cuando éste intentaba triunfar con Pixar y NeXT Computer, lejos de la compañía que él mismo había fundado. 20 años más tarde, tras la prematura muerte de su marido, Laurene heredaba el control del Steven P. Jobs Trust, lo que la convertiría en la mayor accionista individual de la corporación Walt Disney, y le haría aparecer pocos años después en la lista Forbes de los más ricos del mundo.

Pero Laurene Powell Jobs ya dirigía sus propios proyectos desde varios años antes: en 2004 había fundado Emerson Collective, una organización con ánimo de lucro pero enfocada a captar recursos para iniciativas activistas y solidarias, fundamentalmente vinculadas al ámbito educativo, medioambiental y de políticas de inmigración. Sin embargo, su última decisión empresarial al mando de Emerson Collective ha sido algo distinta: acaba de desembolsar una cantidad aún no desvelada para hacerse con la participación mayoritaria de la prestigiosa revista de temática sociopolítica The Atlantic.

De este modo, esta operación introduce a Powell Jobs en el selecto club de multimillonarios de Silicon Valley propietarios de grandes medios de comunicación, del que ya formaba parte Jeff Bezos, de Amazon, tras adquirir The Washington Post en 2013 (también Chris Hughes, cofundador de Facebook, se convirtió en propietario de The New Republic en 2012, pero vendió su participación hace un año).

David Bradley, el anterior accionista mayoritario (que mantiene una participación minoritaria y se ha comprometido a liderar el consorcio de medios durante los próximos tres años), compró en 1999 The Atlantic y lideró su reconversión digital y diversificación temática, permitiendo que a día de hoy los ingresos de esta revista fundada en 1857 en Boston tan sólo dependan en un 20% de la edición impresa.

Cabe destacar un hecho poco conocido: la primera gran aportación de The Atlantic al mundo digital se llevó a cabo antes incluso de que existieran las redes de ordenadores (o los PC’s): la publicación en julio de 1945 del artículo ‘Como Podríamos Pensar’ (“As We May Think”) del inventor Vannevar Bush inspiraría años más tarde a Ted Nelson y a Douglas Engelbart para desarrollar la tecnología del hipertexto.

Imagen | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.