Entretenimiento

La Unión Europea quiere salvar el periodismo: estas son sus cuatro propuestas

La UE se propone realizar un examen periódico de la libertad de expresión, crear mecanismos para eliminar de las redes sociales el contenido que es perjudicial para la dignidad humana, defender y regular el anonimato y cifrado o facilitar la detección y eliminación de ‘fake news’ en Internet.

A todos los que nos dedicamos al noble arte del periodismo no nos pilla de sorpresa que esta profesión no afronta sus mejores momentos. El fenómeno de las ‘fake news’, la difícil reconversión de los medios tradicionales al formato digital o los peligros que acechan a la libertad de expresión son sólo algunos de los retos que vivimos a diario como sociedad y como colectivo laboral.

Un escenario complejo en el que la Unión Europea quiere tomar partido, con el fin de ayudar a los periodistas en su profesión y salvaguardar la independencia de los medios de comunicación. Por medio de una resolución no legislativa promovida por la eurodiputada italiana Barbara Spinelli (GUE / NGL) -aprobada por 44 votos contra 3 y 4 abstenciones-, los organismos comunitarios se han comprometido a “crear y mantener, en la ley y en la práctica, un entorno seguro para los periodistas”.

Las noticias falsas y la ‘posverdad’: cómo Internet manipula el mundo

Así pues, los eurodiputados piden a los estados miembros que garanticen una financiación pública adecuada para salvaguardar y promover los medios pluralistas, independientes y libres. También les piden que fortalezcan el apoyo financiero a los proveedores de servicios públicos y al periodismo de investigación, al tiempo que se abstengan de participar en las decisiones editoriales. Casi igualito a lo que sucede en España con TVE y RNE, ¿verdad? Pero hay más medidas, para ser exactos cuatro grandes propuestas:

  • Examen periódico de la libertad de expresión: Para proteger a los periodistas de la violencia y las amenazas, se debe establecer un organismo regulador independiente e imparcial, en cooperación con las organizaciones de periodistas, para monitorizar e informar sobre la violencia. “Los periodistas cuya libertad de trabajo ha sido amenazada necesitan procedimientos legales efectivos para poder evitar la autocensura”, agrega el texto.
  • Acoso cibernético, pornografía vengativa y abuso sexual infantil: Los eurodiputados están preocupados por el crecimiento del acoso cibernético, la pornografía vengativa y el abuso sexual infantil y reiteran que los medios de comunicación deben respetar plenamente los intereses y los derechos de los menores. Solicitan “legislación, incluidas disposiciones para detectar, marcar y eliminar de los medios sociales el contenido que es perjudicial para la dignidad humana”.
  • Anonimato y cifrado: Los eurodiputados subrayan que las restricciones a la encriptación y el anonimato “deben ser legales, necesarias y proporcionadas” en tanto que son herramientas esenciales para el ejercicio de los derechos y libertades democráticos.
  • Noticias ‘falsas’: El texto señala que el uso del término ‘fake news’ nunca debe tener como objetivo “socavar la confianza del público en los medios y desacreditar y criminalizar las voces críticas”. Para fomentar la información objetiva y protegerla, los miembros del Comité de Libertades Civiles alientan a las compañías de redes sociales y plataformas en línea a desarrollar “herramientas para que los usuarios informen y notifiquen noticias falsas potenciales, faciliten la rectificación y permitan revisiones por parte de organizaciones de verificación de hechos independientes e imparciales”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.