Entretenimiento

La reforma fiscal de Donald Trump provocará una oleada de divorcios en 2018

¿Duermes más que Elon Musk, Donald Trump o Arianna Huffington?

Donald Trump eliminará en 2019 una importante exención fiscal a las personas que pagan una pensión alimenticia a sus exparejas, lo cual provocará un auge de divorcios en 2018 para poder acogerse a las actuales ventajas legales.

Donald Trump puede presumir de buenos resultados económicos mediante sus peculiares reformas fiscales -que básicamente han consistido en una rebaja sustancial de los impuestos a las grandes corporaciones a cambio de que repatrien su dinero en el extranjero y de que inviertan en talento local- pero ninguna de sus medidas está exenta de alguna extraña ironía fatal que altere los sustratos básicos de la sociedad norteamericana.

Ya sabemos que el presidente de cabellos dorados es capaz de paralizar al país entero, suspendiendo la actividad de los principales organismos públicos de EEUU, con tal de seguir adelante con la expulsión de miles de ciudadanos (los llamados ‘dreamers’) que nunca han vivido en otro lugar que Estados Unidos. Y, ahora, hemos conocido la ‘cara B’ de su reforma fiscal, la que va a provocar una explosión de los divorcios en el país.

Cada año se divorcian aproximadamente 800.000 parejas en EEUU, pero el sector legal ya alerta de que se está produciendo un importante aumento de estos procesos en 2018. ¿La causa? Donald Trump y su polémica reforma fiscal, según informan medios locales.

Y es que, hasta ahora, la persona que paga la pensión alimenticia o manutención conyugal puede deducir esos pagos de sus impuestos. Además, no es poca broma la cantidad que uno puede evitar pagar en tasas: para un sujeto que pague a su expareja una pensión de 20.000 dólares al año, estando en el habitual tramo impositivo del 33%, la deducción le ahorra unos 6.600 dólares por año.

Pero tras la reforma de Trump, no habrá deducción alguna a las pensiones alimenticias. Así pues, si el acuerdo de divorcio se firma en 2019 o en cualquier año posterior, no se podrá acoger a las actuales ventajas fiscales. En cambio, si la pareja decide divorciarse en este 2018, podrá disfrutar de las exenciones impositivas durante todos los años que se proporcionen estos pagos, incluso después de que entre en vigor la nueva regulación.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.