Entretenimiento

La Policía Nacional detiene por primera vez a un ‘uploader’ de libros

Escrito por Marcos Merino

El sospechoso habría logrado ingresar 400.000 euros gracias a la monetización de los archivos que subía a Internet y cuyos enlaces difundía luego en foros.

Agentes del Grupo Antipiratería de la Brigada de Seguridad Informática de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional (en colaboración con la Policía Judicial de la provincia de Valencia) han llevado a cabo en la Comunidad Valenciana la primera detención de un ‘uploader’ de libros digitales realizada en nuestro país.

El detenido se dedicaba a subir los libros (que descargaba a su vez de Internet, en la mayoría de los casos, o que compraba en tiendas online el mismo día de su publicación) a repositorios de archivos que le permitían monetizar los archivos: gracias a la publicidad, hay numerosos servicios webs que recompensan al uploader por cada descarga (por ejemplo, DepositFiles). Posteriormente difundía los enlaces en webs y foros de descargas ilegales.

Los agentes han informado de que llegó a subir a un único foro de Internet más de 11.000 aportes, que no se correspondían necesariamente con una única obra, sino que podían agrupar colecciones completas. Con este sistema, pudo obtener significativos beneficios económicos que, según ha informado el Ministerio del Interior, ascenderían hasta los 400.000 euros.

Durante la operación, además de detener al sospechoso, la Policía Nacional ha incautado de equipo informático propiedad del mismo que ha revelado que disponía de varios sitios web en los que compartía los enlaces de las copias ilegales. En el disco duro se han podido encontrar, además de numerosas obras literarias, diverso software que utilizaba en su actividad delictiva (como programas para burlar sistemas anticopia). Junto a su ordenador, la Policía ha incautado también su teléfono móvil y documentación vinculada con sus movimientos bancarios.

Esta operación ha sido posible gracias a la denuncia interpuesta el año pasado el Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO), y se inició únicamente a partir del ‘nick’ usado en los foros por el sospechoso. La investigación posterior de su actividad online permitió, varios meses después, identificarle.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.

  • Adrian

    Adios vaquero . . .