Ciber Cultura

La nueva web de Casa Blanca rinde honor a las mujeres que hicieron historia en computación y ciencia

mujeres-informatica-ciencia
Escrito por Mihaela Marín

Si tuviéramos que imaginar la historia de la computación seguramente estaríamos tentados a dedicarla en exclusividad a los esfuerzos realizados por los hombres, tomando como cierto el presunto estereotipo de que las mujeres han tenido poco que ver con el mundo de los ordenadores. Nada más lejos de la realidad, la aportación de las féminas a los descubrimientos en tecnología, ciencia, ingeniería y matemáticas (STEM) ha sido consistente a lo largo del tiempo y les ha ayudado a ganarse un merecido puesto, al lado de sus compañeros del otro sexo.

Nombres como Grace Hopper, Sally Ride o Rachel Carson se suman a la línea de innovación femenina que ha marcado los principios de algunos de los campos más técnicos y complejos, aunque, por desgracia gran parte de estos nombres se han quedado desconocidos para muchos de nosotros.

La Casa Blanca quiere realzar en la vista de la opinión pública el significado de sus contribuciones y con este motivo hace pública una página web que reúne la historia de algunas de las figuras del sector STEM más destacadas, empezando con una de las pioneras Ada Lovelace, cuyas reflexiones sobre lo que se reconoce hoy como el primer algoritmo le han permitido ser considerada una de las primeras visionarias de la ciencia de la computación.

La lista continúa con Katherine Johnson, científica espacial afroamericana que hizo enormes contribuciones al programas de aeronáutica y espacial de los Estados Unidos mediante la incorporación de herramientas informáticas, Sally Ride, una física estadounidense quien en 1983 se convirtió en la primera mujer astronauta o Barbara McClintock, una de las más respetadas genetistas y expertas en biología molecular del mundo.

“Fueron las primeras líderes en sentar las bases de la programación moderna y en dar a conocer la estructura del ADN. Sus trabajos inspiraron movimientos medioambientales y llevaron a descubrimientos de nuevos genes. Rompieron las barreras del sonido- y las barreras de género- en el camino, e inspiraron a las mujeres más jóvenes a seguir las carreras científicas con simplemente compartir sus historias. Escribamos sus relatos para siempre en la historia”, son las palabras con las que honra sus nombres el site de la Casa Blanca.

Cada historia proporciona una breve reseña de los logros obtenidos por cada una de ellas en una página web que recibió el nombre de “La historia no contada de las mujeres en ciencia y tecnología”.

Además de los fragmentos descriptivos, cada relato viene acompañado por los testimonios de otras líderes actuales del sector STEM y pertenecientes a la administración de la Casa Blanca, entre estas Megan Smith, la directora general de Tecnología de EEUU, Ellen Stofan, la jefa científica de NASA, Gina McCarthy, la directora de la Agencia de Protección Ambiental de EEUU y Jo Handelsman, la directora asociada de la Oficina para la Política Científica y Tecnológica de la Casa Blanca.

La parte final es una invitación dirigida a todas aquellas que tienen actualmente una profesión en el sector tecnológico y científico a que dejen sus propios testimonios y de esta forma impulsen a las representantes de las nuevas generaciones a dedicarse a un campo dominado más por los hombres: “Hay millones de historias sin contar de mujeres que han roto las barreras en los campos de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, y teniendo en cuenta la rica historia de la contribución femenina en estos campos hará falta que se lo digamos a todas las otras. Tal vez sea una exprofesora. Tal vez sea tu abuela. Tal vez seas tú.”

Imagen principal

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.