Ciber Cultura

La Coalición ProInternet solicita al Gobierno que retire la LPI y el Canon AEDE tras el anuncio del cierre de Google News

La FCC aprueba finalmente una propuesta que desafía a la neutralidad de la red
Escrito por Redacción TICbeat

Las reacciones al anuncio del cierre en España de Google News, el servicio de agregación de noticias del gigante de Internet, debido a la aprobación de la nueva LPI y el ‘Canon AEDE’ que integra, no se han hecho esperar. Desde la Coalición ProInternet exigen, de nuevo, al Gobierno la retirada de la nueva ley.

Las reacciones al anuncio del cierre en España de Google News, el servicio de agregación de noticias del gigante de Internet, debido a la aprobación de la nueva Ley de Propiedad Intelectual (LPI) y el ‘Canon AEDE’ que integra, no se han hecho esperar. Desde la Coalición ProInternet exigen, de nuevo, al Gobierno la retirada de la nueva ley, aprobada a finales de octubre. Desde la Coalición, que aglutina a diversas empresas (la propia Google también forma parte), organizaciones y medios de comunicación, inciden en un comunicado en que la nueva LPI y su polémico artículo 32.2 que incluye un canon por noticias enlazadas, “supone una limitación de los derechos a la información, la libertad de expresión y de empresa de los españoles”.

“Desde la Coalición ProInternet lamentamos que una empresa tenga que abandonar un servicio por la presión de un lobby [refiriéndose a AEDE, la Asociación de Editores de Diarios Españoles, promotores del citado Canon] ante un Gobierno que ha logrado instaurar unas medidas únicas en el mundo. España tiene hoy el raro honor de ser el primer país occidental donde cierra un servicio agregador de noticias por acción gubernamental”, añade el comunicado.

Coerción a la libertad de expresión de los ciudadanos

“Con el cierre de Google News, y el previsible cierre o cese de actividad de numerosas empresas y fuentes de información son los ciudadanos los que ven coartada su libertad de información y de expresión”, añaden desde la Coalición.  “Esta no es más que la primera víctima empresarial de esta decisión gubernamental, que no ha medido la gravedad del impacto previsible de una Ley realizada al dictado de unos pocos y sin debate o conversaciones con el sector”, sentencian.

Es más, la Coalición muestra una “seria preocupación” por los efectos de esta situación (a partir de la entrada en vigor de la ley el próximo mes de enero) en numerosos proyectos, medios, soportes, iniciativas digitales empresariales y ciudadanas en España. “El impacto sobre el mercado digital en España va a ser devastador, ya que si el nuevo marco legal no es soportable por alguna de las grandes empresas de Internet del mundo, difícilmente podrá ser sorteado por empresas españolas de menor dimensión”, recuerda el comunicado hecho público por la Coalición.

Desencuentro entre el legislador y la realidad del mercado de Internet

Por su parte, Sönke Lund, socio de Monereo Meyer Marinel-lo Abogados y abogado especializado en Propiedad Intelectual, indica, al respecto del cierre de Google News, que “a la vista de la regulación de la denominada ‘tasa Google’ o ‘canon AEDE’, la decisión de Google parece lógica y legítima. De nuevo, hemos sido testigos de una reforma de la LPI realizada de forma improvisada, sin alcanzar el debido consenso y utilizando una deficiente técnica legislativa. En el caso de la ‘tasa Google’, que entra en vigor a partir del 1 de enero de 2015,  estas carencias se hacen especialmente patentes, ya que una parte importante del sector (asociaciones sectoriales y medios) está radicalmente en contra de esta medida legislativa, por suponer una limitación a circulación y acceso a la información”.

El experto indica que uno de los principales escollos de la reforma es el carácter irrenunciable remuneración, “ya que los editores no pueden –aunque así lo deseen– renunciar al cobro de esta compensación establecida por Ley. Este carácter irrenunciable va a ser un importante obstáculo para alcanzar un futuro entendimiento entre Google y los editores, tal y como ha ocurrido en otros países de nuestro entorno como Alemania, Bélgica o Francia. Por ejemplo, en el caso de Alemania, tras una reforma legal de similares características llevada a cabo el año pasado y diversos contenciosos entre Google y editores, algunos medios han llegado a acuerdos puntuales con el conocido buscador, por los que autorizan la puesta a disposición de  titulares de noticias con carácter gratuito”.

La decisión de Google no hace más que “escenificar el desencuentro que se produce -una vez más- entre el legislador español y la realidad del mercado e Internet”.

Mensaje internacional nefasto

Por otro lado, desde la Coalición Prointernet subrayan que la nueva ley lanza un mensaje internacional sobre España “que frenará inversiones y apoyo a iniciativas emprendedoras españolas”. “Un precipicio digital al que nos acercamos irremisiblemente empujados por el Gobierno y los medios de AEDE”, concluyen los responsables de la organización, que están convencidos que “pronto se notarán los efectos no sólo del cierre de Google News, sino el impacto de la propia aplicación de una ley que contiene en su artículo 32.2 el cierre de Internet tal y como lo conocemos”. En esta línea recuerdan que Internet se ha basado desde su inicio en el enlace de informaciones: “Internet sin enlaces a informaciones no es Internet”, sentencian.

La Coalición ProInternet no es, de hecho, la única entidad que se ha mostrado en contra de la nueva LPI. La CEOE, la Comisión Nacional de Competencia (CNMC), la oposición al Gobierno, cientos de medios, usuarios de internet, miles de profesionales del mundo digital ya se han mostrado en contra de la nueva normativa y, sobre todo, del canon que establece por enlazar a otras webs.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.