Entretenimiento

La CNMC pide más competencia en el mercado de la propiedad intelectual

dia-mundial-propiedad-intelectual

Ante la inminente reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, el regulador ofrece una valoración positiva pero demanda una serie de medidas que favorezcan la competencia en un mercado “cuasi monopolístico”.

La forma en que comprendemos la propiedad intelectual en España podría cambiar próximamente si triunfan dos nuevas regulaciones que han de entrar en vigor próximamente: la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (que transpone la Directiva 2014/26)  y el borrador del Código  de Conducta para titulares de derechos de propiedad intelectual, operadores de acceso a Internet y servicios de publicidad.

Dos propuestas que básicamente fortalecen la transparencia en el mercado de la propiedad intelectual y aporta un mayor control sobre las entidades que gestionan los derechos de autor y a los titulares de esos mismos derechos. Igualmente, se regulan las licencias multiterritoriales, para impulsar la competitividad del repertorio musical español, y se facilita el acceso a los contenidos musicales españoles en las plataformas digitales legales que operan en los estados miembros de la UE.

La acogida de ambas medidas, de acuerdo al consenso del sector, está siendo muy positiva, en tanto que se mejora la protección de consumidores y usuarios. Pero siempre hay mucho por mejorar, como así ha entendido la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en el informe que ha remitido al Gobierno.

Sobre el nuevo canon digital: hablan los expertos

“En materia de derechos de propiedad intelectual hay poca competencia, ya que las entidades que gestionan los derechos de propiedad intelectual operan en un mercado cuasi monopolístico en el que es muy complicado que intervengan nuevas entidades”, alerta el regulador.

Para salvar estas trabas, la CNMC recomienda reducir las barreras para que se creen entidades de gestión colectiva de derechos de propiedad intelectual de forma que se sustituya la exigencia de autorización administrativa por una declaración responsable y se elimine la obligación de que las entidades de gestión carezcan de ánimo de lucro.  Asimismo, este organismo también apuesta por dar mayor libertad a los titulares de los derechos para que determinen el alcance de sus contratos con las entidades de gestión.

Y ya que estamos por potenciar la competencia en este nicho tan resguardado de la libertad de mercado que tanto se proclama en nuestra economía, la CNMC plante además que se facilite a los titulares de derechos cambiar de entidad de gestión, al contar con un periodo máximo de permanencia de 1 año frente a los 3 que se exigen actualmente. También se propone modificar el plazo de preaviso para que los titulares puedan revocar sus contratos de gestión (fijado en 6 meses en el anteproyecto de ley).

Más recomendaciones del regulador: evitar posibles abusos de las entidades de gestión a la hora de cumplir los plazos máximos de reparto de los derechos de propiedad intelectual a sus titulares, mejorar la tipificación de las infracciones (incluyendo entre las infracciones graves el incumplimiento de aspectos tan relevantes como el reparto de determinados derechos multiterritoriales o las obligaciones de información a los titulares de derechos) o estudiar la posibilidad excepcional de que las infracciones de la normativa de competencia puedan suponer que las entidades de gestión pierdan su autorización.

Por su parte, el Código de Conducta establece mecanismos de cooperación entre titulares de los derechos, operadores de acceso a Internet y servicios de publicidad para luchar contra la vulneración de los derechos de propiedad intelectual en Internet. “La existencia y efectividad de estos Códigos de Conducta entre operadores puede resultar positiva en ciertas circunstancias, al agilizar la resolución de conflictos“, explica la CNMC. “En todo caso, estos códigos también pueden favorecer incumplimientos de la Ley de Competencia. Por ello, entre otros, se recomienda que las decisiones de especial gravedad para los presuntos vulneradores de derechos cuenten con el respaldo pertinente de la Comisión de Propiedad Intelectual y, en su caso, judiciales”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.