Ciber Cultura

La CNMC defiende a las operadoras españolas frente al fin del roaming

Banderas de la Unión Europea | Imagen: Shutterstock
Escrito por Eduardo Álvarez

La CNMC ha emitido un informe que trata de evitar que las operadoras españolas tengan que asumir el coste derivado del fin del roaming en temporada alta turística.

La fecha del fin del roaming está a la vuelta de la esquina: el 15 de junio de 2017 dejaremos de pagar sobrecostes por utilizar redes de telefonía en el extranjero, al menos por un uso básico. Mientras tanto, la Comisión Europea última todos los detalles al respecto. Lo hace consultando a distintas entidades, como por ejemplo la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

La consulta pública emprendida por la Comisión ha dado origen a un informe emitido por la organismo regulador español. En él, la CNMC trata de evitar que las operadoras de telefonía españolas asuman el coste económico que supondrá el fin del roaming en toda Europa.

El problema, según el informe de la CNMC, reside en la situación de España como destino turístico privilegiado del continente. Si la UE obliga a las operadoras a asumir la conexión de los terminales y líneas llegados del extranjero, esto supondría una sobrecarga de las redes nacionales. El regulador defiende el derecho de estas compañías a compensar el sobrecoste durante la temporada alta con unos precios mayoristas más elevados que los del resto de países.

La CNMC hace una encarnizada defensa de las operadoras de telefonía españolas. Según indican, los costes ocasionados por el fin del roaming tendrían dos posibles impactos: menos inversión en mejora y ampliación de las redes existentes y alza de precios nacionales. Alguien tiene que pagar para compensar todas esas líneas conectadas a las redes españolas durante el verano.

Bruselas propone terminar con los costes de roaming de las operadoras

“La reducción de los precios mayoristas a unos niveles que no permitan la recuperación de los costes podría eliminar los incentivos para invertir en la capacidad extra necesaria para la introducción de RLAH, por no mencionar el impacto en los mercados nacionales en el caso de que los nuevos niveles propuestos no permitan la recuperación de costes”.

La Comisión Europea no ha tenido en cuenta la estacionalidad a la hora de realizar su propuesta para acabar con el coste de la conexión en itinerancia, verdadero nombre del roaming. Esto ocurre porque “las redes se dimensionan para los años futuros y, por tanto, los picos de tráfico no serían relevantes en el dimensionado de costes de la red móvil. Por consiguiente, la CE no ha considerado los costes de estacionalidad del servicio de datos” según la CNMC.

Turistas de la UE y Noruega por mes del año |Fuente: CNMC

Turistas de la UE y Noruega por mes del año |Fuente: CNMC

La conclusión del informe es que las compañías nacionales son claramente perdedoras del fin del roaming, ya que “las operadoras españolas recibieron 11,1 veces más de tráfico de datos que el que sus usuarios cursaron en otras redes del Espacio Económico Europeo”.

Si las propuestas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia salen adelante, los extranjeros que visiten España y usen su móvil deberían pagar más por cada minuto o mega consumido una vez superado el umbral gratuito, y es que el fin del roaming no será completo, sino parcial.

Fuente | CNMC

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez