Ciber Cultura Tendencias

Kim Dotcom, fundador de Megaupload, podría ser extraditado a Estados Unidos

Llega MegaChat, el Skype de Kim DotCom

Kim Dotcom (fundador de Megaupload primero y MEGA después) ha recibido la sentencia que ordena su extradición desde Nueva Zelanda, donde reside, a Estados Unidos.

Prácticamente cuatro años después de que comenzara el proceso judicial, Kim Dotcom (fundador de Megaupload primero y MEGA después) ha recibido la sentencia que ordena su extradición desde Nueva Zelanda, donde reside, a Estados Unidos. En el país norteamericano, Dotcom está acusado de conspiración para promover el crimen organizado, infracciones graves de los derechos de autor, blanqueo de capital y dos cargos por infracción de copyright de carácter criminal.

Así pues, el juez Nevin Dawson, de Auckland, ha dictaminado que Dotcom, junto a tres de sus socios en Megaupload, deben ser juzgados por estas acusaciones en EEUU. Para justificar la entrega de Kim, el juez alude a la “abrumadora preponderancia de pruebas” que hacen necesario que Dotcom “responda a cada uno de los cargos que se le imputan”.

No en vano, Dawson tenía en su mano la posibilidad de entregar al fundador de Megaupload para ser juzgado por todos o solo algunos de los cargos que pesan sobre él. Finalmente, en su detallado dictamen de 271 páginas, decidió que sea procesado por todas sus causas pendientes, 13 en total.

Kim Dotcom recurrirá esta decisión

El controvertido creador del portal Megaupload (que fue usado durante años por millones de internautas para compartir películas, música y juegos pirata) ya ha anunciado que recurrirá la sentencia de este tribunal ante los juzgados superiores de Nueva Zelanda.

Recordemos que Kim Dotcom y sus colaboradores se enfrentan a una pena máxima de 20 años de prisión por promover el crimen organizado, cinco años por las infracciones de copyright, cinco años más por cada uno de los cargos criminales por derechos de autor y otros 20 años por blanqueo de dinero. En total, más de 55 años de cárcel que podrían esperar a la cúpula de Megaupload en Estados Unidos.

La piratería también invade las ‘app stores’

El departamento de Justicia de Estados Unidos lleva detrás de Kim Dotcom desde enero de 2012, cuando se bloquearon vía judicial todos los servicios de Megaupload, se retiraron todos los contenidos que se alojaban en este servicio y se dictó una orden de arresto contra su fundador. De hecho, fruto de esa petición, la policía de Nueva Zelanda puso en marcha una esperpéntica operación para apresar a Dotcom, en la que un helicóptero allanó la vivienda de Kim y su socio Bram van der Kolk. Ambos, junto a otros tres compañeros, fueron detenidos en este peculiar asalto, pero puestos posteriormente en libertad bajo fianza.

Se calcula que las películas y otro material protegido pirateado a través de Megaupload supusieron unas pérdidas para los creadores legítimos de obras intelectuales de más de 500 millones de dólares. Kim Dotcom siempre ha defendido que su servicio era una oferta de almacenamiento en la nube como cualquier otro y que hizo esfuerzos por eliminar el contenido que vulneraba los derechos de autor. Sin embargo, las autoridades norteamericanas no creen esta versión y aseguran que Dotcom era el director de la orquesta, promoviendo de forma directa una red para colgar dichos contenidos en su plataforma.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.