Entretenimiento

Irte de vacaciones, una llave para incentivar tu productividad

Las vacaciones pueden ser fundamentales para tu productividad

Irse de vacaciones y viajar implica desconectar por completo del espacio habitual de trabajo, permitiendo un descanso al cerebro y una considerable bajada de los niveles de estrés. Hoy te contamos como el retiro vacacional conlleva numerosos beneficios para estimular tu productividad, rendimiento y motivación.

La cultura del presentismo o la creencia de que cuantas más horas se trabaje al día mejores resultados se alcanzarán genera numerosos bloqueos y problemas de ineficiencia laboral y de falta de productividad. Esta idea está muy extendida en lugares como Estados Unidos, donde el 55% de los empleados no utilizan todos sus días de vacaciones, tal y como refleja este estudio.De esta forma, muchos empleados creen que postergar o evitar sus vacaciones lastrará su rendimiento o los hará menos productivos, pese a que la ciencia demuestra lo contrario.

5 originales técnicas para mejorar tu productividad diaria

Desde la revista Inc el científico experto en el estudio de la conducta humana y autor del libro The 2 AM Principle revela las conclusiones a las que ha llegado tras una década viajando por el mundo. Una de las más salientables es que tanto el cuerpo como la mente humana precisan descansos ocasionales, con gran influencia en el éxito profesional y también en la salud emocional de las personas que deciden tomarse unas vacaciones –y especialmente, desconectar totalmente del trabajo durante las mismas-.

Ventajas de las vacaciones para incrementar tu productividad

  • El sueño es vital: Existen numerosas investigaciones que revelan que uno de los factores que más inciden sobre nuestra felicidad es el sueño. Aunque mucha gente no se pare a reflexionar sobre ello, es imposible disfrutar del ocio, del tiempo libre o de los hobbies personales bajo un estado de agotamiento, por lo que junto a otras necesidades básicas como la comida o el refugio, dormir las suficientes horas es primordial. En vacaciones, liberados del estrés y de los frenéticos horarios laborales, solemos descansar mejor, algo que afecta de forma positiva a los procesos cognitivos, la toma de decisiones y el estado de alerta.
  • El contacto con la naturaleza mejora nuestro enfoque y rendimiento:  El entorno en el que nos hallamos desempeña un papel clave en el rendimiento, algo que han demostrado estudios como el realizado por investigadores de la Universidad de Michigan, los cuales analizaron los beneficios cognitivos de la teoría de la restauración de la atención (ART). Los estudiantes analizados completaron una prueba cognitiva tras la que fueron enviados individualmente en un paseo por las calles concurridas de Ann Arbor en Michigan, o por un entorno natural y plagado de árboles. El segundo grupo obtuvo puntuaciones significativamente más altas.
  • La novedad es el motor de la creatividad:  La familiaridad y la rutina son una soga que aprieta nuestra curiosidad natural y el deseo latente de explorar y entender. La investigación realizada por Nico Bunzeck y Emrah Düzel para examinar el SN / VTA del cerebro, también conocido como el “centro principal de la novedad” concluyó que cuanto más nos exponemos a situaciones y entornos novedosos, más nos sentimos impulsados a explorar y entender, gracias a la abundancia de experiencias que estimulan la creatividad.
  • Las vacaciones abren la mente y modifican tu perspectiva: Si siempre te rodeas de las mismas personas, difícilmente cambiará tu manera de pensar. Es por ello que viajar y sumergirte en nuevos entornos, teniendo contacto con diferentes costumbres y culturas es fundamental para escapar de la rigidez mental y tener perspectivas más elásticas y amplias, que también te servirán a nivel profesional para optar por planteamientos novedosos, aportar valor a tus proyectos o enfrentarte con más recursos a los problemas -relativizándolos más, aprendiendo a relajarte ante ellos, etc-.

En definitiva, unas vacaciones no lograrán remediar todos tus problemas y bloqueos o hacerte invencible, pero son fundamentales para enriquecer tus planteamientos, ganar en productividad y volver con una perspectiva más global, una mente más relajada y mayores cotas de libertad creativa, además del descanso propicio para llevar a cabo tus proyectos.

Vía | Inc

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.