Entretenimiento

Inventos clásicos reconvertidos en ‘gadgets’ sorprendentes

Escrito por Ayram Pérez

Con la cercanía de las fechas navideñas, las plataformas de comercio electrónico especializadas en ‘gadgets’ y regalos curiosos empiezan a hacer su particular agosto

Se acerca el tiempo de los buenos deseos, y la tecnología es la reina de todos los regalos. Más allá de los dispositivos estándar (smartphones, tabletas, ordenadores, televisores, etc.) que son quienes se llevan la mayoría de las atenciones, existe un mercado en Internet destinado a satisfacer a los más curiosos y selectos geeks. Es el mercado de los gadgets.

Hace unos días se publicaba en los medios un novedoso diseño de paraguas que lo hace más resistente al viento y además permite apoyarlo sobre sí mismo. Es uno de los inventos de toda la vida que se ven renovados, con lo que se le encuentran nuevas funciones o se mejora su uso tradicional. Presentamos distintos inventos ‘clásicos’ que han sido reconvertidos, para mayor disfrute de frikis, coleccionistas y curiosos:

Paraguas inverso

La idea es tan sencilla que cuesta entender que no se haya pensado antes. Se trata, simplemente, de darle la vuelta a la estructura del paraguas, de manera que el esqueleto quede en la zona superior. Así, la resistencia al viento es mucho mayor y al cerrarlo puede sostenerse sobre sí mismo, con lo que resuelve precisamente las dos cosas que más suelen incomodar a la hora de utilizar un paraguas.

Máscara para dormir… menos

El patrón de sueño polifásico consiste en reducir de 3 a 5 horas de sueño al día a cambio de pequeños intervalos de descanso, con el fin de aumentar la productividad. No es una práctica recomendable para todo el mundo, y quienes lo practican lo limitan a un determinado periodo de tiempo. Para ellos se ha ideado una máscara para dormir, pero que monitoriza las distintas fases del sueño a través de una app y regula los estados del durmiente. A partir de los datos recogidos con sus sensores de movimiento ocular, NeuroOn lo despierta tras la última fase REM, con lo que en teoría optimiza el tiempo de descanso. Lo que hubieran dado los tiburones de Wall Street de los años ochenta por uno de estos.

Sensoree

Sensoree es un jersey de toda la vida… que muestra el estado de ánimo de quien lo viste. Mediante luces de diferente gama, hace públicas las emociones de su portador. Su sensor se basa en un detector de mentiras clásico, cuya sensibilidad permite conocer los distintos estados de ánimo y transformarlos en expresivos colores.

 

En un paso más hacia la ‘extimidad’ (la exteriorización de aspectos de la vida que hasta la llegada del 2.0 se consideraban íntimas) ahora, hasta las emociones pueden compartirse. En tiempo real y por la calle.

Sobre el autor de este artículo

Ayram Pérez