Ciber Cultura

Los ingresos por ‘streaming’ superan a la venta de CD en los EEUU

TaylorSwift
Escrito por Marcos Merino

Según la RIAA, el ‘streaming’ generó por primera vez más ingresos que la venta de CD: 1.870 millones de dólares frente a 1.850 millones.

A principios de este 2015, la RIAA hizo público que la venta de álbumes musicales habían caído un 12,7% en 2014. Pero ahora, según el medio británico Music Business Worldwide, sabemos algo más: globalmente, los ingresos de la industria musical descendieron únicamente un 0,5%, y eso se lo debemos fundamentalmente al auge del streaming (que subió un 3,2%).

El último informe de la RIAA (el equivalente estadounidense de la SGAE) detalla las vías por las que los artistas están recibiendo sus ingresos, y en él se establece que el rápido ascenso de los ingresos generados por las plataformas de streaming se sitúa ya en 1.870 millones de dólares, mientras que los ingresos por álbumes en CD (que llevaban tiempo siendo víctimas de un descenso sostenido de ventas) se sitúan por primera vez por detrás suyo, generando 1.850 millones de dólares. Como dato curioso, la venta de vinilos genera el 5% de los ingresos (314,9 millones) tras haber aumentado casi un 50% en el último año.

Dentro de la categoría streaming, los ingresos procedentes de sistemas de pago por suscripción -como Rhapsody y las versiones de pago de Spotify- aumentaron un 25% (hasta los 799,1 millones de dólares), y los generados por anuncios en servicios freemium -categoría que incluiría a Vevo, Youtube y las modalidades gratuitas de Spotify- aumentaron un 34% (hasta los 294,8 millones de dólares). Por su parte, los ingresos a través de servicios de radio en streaming como Sirius XM y Pandora ascendieron hasta los 773,4 millones de dólares.

En cualquier caso, ésta tampoco es la principal vía de ingresos de la industria musical: ese honor le corresponde al negocio de las descargas de música (como iTunes), que generaron en 2014 hasta 2.600 millones de dólares, aunque su tendencia también es a la baja (un 8,5% menos que en 2013).

Otros grandes mercados musicales sin radicalmente distintos. Si volvemos la vista al norte de Europa, los datos de la IFPI para el mercado sueco sitúan al streaming como líder indiscutible, con un 80% de los ingresos de la industria, seguido muy de lejos por la suma de CD y vinilos (con un 15%). El muy similar mercado noruego indica que este predominio del sgtreaming ha hecho descender las descargas ilegales hasta representar únicamente el 4% del consumo musical (frente al 80% de 2009). Mientras, en la vecina Finlandia los ingresos derivados del streaming subiera un 19,6% en el último año, hasta los 13,8 millones de euros.

El documento ‘News and Notes on 2014 RIAA Music Industry Shipment and Revenue Statistics’ (aquí el PDF), firmado por Joshua P. Friedlander, vicepresidente y responsable de análisis estratégico de datos de la RIAA concluye recordando que “las ventas de unidades representaban más del 90% de los ingresos en una fecha tan reciente como 2010” pero que “los resultados de 2014 muestran que cuando la industria musical de los Estados Unidos se analiza más allá de las cifras generales, los principales cambios que están impulsando el desarrollo del mercado aparecen bajo la superficie: la industria continúa creciendo rápidamente gracias a los ingresos que proceden de vías diferentes a la venta de álbumes”.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.