Ciber Cultura Tendencias

Google se alía con los grandes editores de noticias europeos

google
Escrito por Esther Macías

Digital News Initiative (DNI) es el nombre de la alianza sellada entre Google e importantes editores de noticias europeos, que “está abierta a todos los medios de comunicación” e incluye el desembolso por parte de la tecnológica de 150 millones de euros para proyectos que demuestren nuevas formas de pensar en la práctica del periodismo digital.

La relación entre Google y los grandes editores de noticias europeos, en los últimos años complicada (sobre todo en España, donde la compañía decidió retirar su servicio de agregación de noticias Google News tras la aprobación de la nueva Ley de Propiedad Intelectual con el consiguiente ‘canon AEDE‘ que esta establece), ha dado un paso al frente con la alianza sellada entre la tecnológica y las principales cabeceras de prensa del Viejo Continente para crear Digital News Initiative (DNI), una iniciativa conjunta que persigue apoyar “el periodismo de alta calidad en Europa, a través de tecnología e innovación”, según indica en un comunicado Carlo D’Asaro Biondo, presidente de Relaciones Estratégicas para Google en Europa.

En la iniciativa, que “está abierta a todos los medios de comunicación”, participan de momento los medios españoles El País, Unidad Editorial, Vocento, Grupo Godó, Grupo 20minutos y El Confidencial, además del francés Les Echos, los alemanes alemán FAZ y Die Zeit, los británicos The Financial Times y The Guardian, el medio holandés NRC Media y el italiano La Stampa, junto a organizaciones del sector periodístico como European Journalism Centre, Global Editors Network e International News Media Association. DNI no solo alberga buenas intenciones sino que supone el desembolso por parte de la tecnológica de 150 millones de euros para “proyectos que demuestren nuevas formas de pensar en la práctica del periodismo digital”. Una iniciativa similar a la realizada ya en Francia por Google, aunque en este caso el montante, obviamente, era inferior, de 60 millones de euros.

“Creemos que Internet ofrece unas enormes oportunidades para la creación y difusión del buen periodismo. Pero también existen algunas preguntas legítimas sobre cómo podemos mantener el periodismo de alta calidad en la era digital”, reflexiona D’Asaro Biondo, quien asevera que el objetivo último de DNI es “ofrecer soporte a un ecosistema de noticias sostenible y promover la innovación en el periodismo digital, mediante una colaboración permanente y de diálogo entre el sector tecnológico y el de noticias”.

 

Las claves de la alianza

El portavoz de Google afirma que la alianza se basa en tres pilares. Uno es el citado apoyo económico (los 150 millones de euros y quizás más) que la tecnológica realizará durante los próximos tres años a los proyectos que “demuestren nuevas formas de pensar en la práctica del periodismo digital”. Estos fondos, aseveran desde la compañía, podrán ser solicitados por cualquier persona que trabaje en innovación en noticias online, “incluyendo editores ya establecidos, empresas que solo operan en Internet y startups tecnológicas del sector de las noticias”. Será la propia alianza quien establezca los criterios y los procesos, con la ayuda de un grupo asesor de editores y organizaciones con experiencia en becas creadas para potenciar el periodismo.

Otro de los pilares es el desarrollo de productos sobre los que trabajará un grupo (formado por editores europeos grandes y pequeños) que establecerán Google y los editores de noticias que participan en la iniciativa. ¿El objetivo? “Incrementar los ingresos, el tráfico y la participación de los grupos de audiencia”.

Finalmente, el último pilar es la formación y la investigación. En este sentido, asevera, D’Asaro, “Google invertirá [no especifica cuánto] en nuevos recursos para formación y desarrollo para periodistas y salas de redacción en Europa”, lo que incluye personal especializado con sede en París, Hamburgo y Londres para trabajar con salas de redacción sobre habilidades digitales, el establecimiento de alianzas con organizaciones periodísticas (como European Journalism Centre, INMA, GEN y Center for Investigative Reporting and Hacks/Hackers) y la mejora de recursos y herramientas online para los periodistas.

Además, Google se compromete a financiar estudios sobre el entorno cambiante de los medios, lo que abarca inicialmente un informe ampliado de Reuters Institute Digital sobre conductas de consumo y uso de noticias en Europa (realizado en 20 países), ayudar económicamente para promover estudios sobre periodismo informático, incluyendo elaboración de informes con ayuda de ordenadores, información sobre colaboración abierta y conocimientos impulsados por datos; y ampliar a Europa las Google Journalism Fellowships.

 

Acogida de la iniciativa

La iniciativa, toda una sorpresa en el panorama informativo fuera de los medios que ahora participan en ella,  ha suscitado buenas impresiones pero también voces críticas. Entre las primeras destaca la de Jon Slade, director general B2C de Financial Times, uno de los medios participantes, quien afirma: “Pensamos que hay espacio para una mayor cooperación para el descubrimiento, la monetización y el desarrollo de herramientas y analíticas para las organizaciones de noticias. Esperamos que esto mejore la experiencia del usuario para distinguir y valorar el contenido original y para ofrecer apoyo a los modelos de acceso mediante pago”.

Las voces críticas apuntan que este acuerdo con el que muchos medios sellan la paz con la multinacional no es sino una forma de ‘sacar dinero’ a los del buscador en un momento en el que las grandes cabeceras sufren tiempos complicados, con una sangrante transición del papel a ‘lo digital’, en la que los soportes tradicionales se debilitan cada vez más al tiempo que la publicidad aún no sustenta el negocio de noticias en Internet.

No hay que olvidar, por último, y aunque desde Google han recalcado que este aspecto es absolutamente independiente al acuerdo hoy anunciado, que a la multinacional le interesa tener como aliados a los grandes medios de comunicación europeos en un momento en el que la compañía está bajo la lupa de las autoridades europeas: hace unos días la Comisión remitía un pliego de cargos a la tecnológica, en el que alegaba que ésta ha abusado de su posición dominante en los servicios de búsqueda general en Internet en el Espacio Económico Europeo. Unas acusaciones que, si se confirmaran, obligarían a Google a abonar hasta el 10% de sus ingresos en multas. El citado organismo ha abierto también un procedimiento formal para investigar si Google incurre en prácticas monopolísticas en lo que respecta a su sistema operativo para dispositivos móviles Android.

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.