Ciber Cultura

Google Books no viola derechos de autor

El Tribunal Supremo de EE.UU. ha tumbado la demanda del Sindicato de Autores que acusaba a la plataforma de libros de Google de violar derechos de autor.
Escrito por Lara Olmo

El Tribunal Supremo de EE.UU. ha tumbado la demanda del Sindicato de Autores que acusaba a la plataforma de libros de Google de violar derechos de autor.

El Tribunal Supremo de los EE.U. ha dictaminado hoy que Google Books, la biblioteca online del gigante de internet, no viola los derechos de autor y que podrá seguir digitalizando libros.

De esta manera se pone fin a un histórico de litigios que llevaba prolongándose más de una década, en el que los escritores y autores del país siempre han defendido que Google escaneaba ilegalmente millones de títulos.

De esta manera se resuelve la demanda que el Sindicato de Autores (Authors Guild) interpuso a Google en 2015 para impugnar que la digitalización de sus obras no podía llevarse a cabo puesto que Google Books era un proyecto que no contaba con su consentimiento y que estaba suponiendo una infracción de derechos de autor “de escala épica”.

Así es Kindle Oasis, el nuevo lector de eBooks de Amazon

Esta petición al Tribunal Supremo por parte del Sindicato de Autores contó con el apoyo, entre otros, del premio nobel de Literatura, J. M. Coetzee, la novelista canadiense Margaret Atwood y de Stephen Sondheim, el legendario autor de la música de la película”Into the Woods” , entre otros.

Sin embargo, el máximo tribunal ha rechazado la petición, pues considera que la herramienta de Google Books, que permite ver extractos de libros, ofrece eluso justo” regido por la ley estadounidense sobre derechos de autor.

Una lucha prolongada en el tiempo

Esta no es la primera demanda que recibe y gana el ambicioso proyecto de digitalización de obras de la compañía de Mountain View. Este consiste en ofrecer nformación básica de los libros que contiene, como el autor, la editorial y la fecha de publicación, pero además en algunos casos incluye enlaces a páginas webs en las que los internautas pueden adquirir el título en cuestión, e incluso si no está protegido por derechos de autor, leerlo y descargarlo.

Allá por 2005, un año después de su lanzamiento, los autores tomaron medidas legales contra ella, pero en 2013, la corte del Distrito Este de Nueva York rechazó la demanda.

Esto obligó a los escritores a recurrir a la Corte de Apelaciones del segundo distrito de Nueva York, que también rechazó la demanda, alegando que “los fragmentos reproducidos por Google Books eran tan diminutos y discontinuos que apenas representaban un 16% del total de libros“, lo que no suponía una amenaza para los derechos de autor y sus ingresos.

Como último recurso los autores acudieron al Tribunal Supremo, que ahora se ha manifestado también en favor de Google.

Para los autores, esta decisión supone un duro golpe y han asegurado en un comunicado que la industria se siente más amenazada que nunca. “Es una prueba más de la redistribución de la riqueza del sector creativo al tecnológico“, han apuntado.

Para Google, sin embargo, su proyecto de digitalizacion de libros supone una oportunidad para los autores, ya que les ayuda a que sus obras sean localizadas. La compañía ha indicado en un escueto comunicado que al final lo que difiere es el “soporte” y que da igual que el libro aparezca en un catálogo de fichas tradicional a que lo haga en Google Books.

 

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.