Ciber Cultura

GIF ‘con esteroides’

nyancat
Escrito por Marcos Merino

Los GIF viven una nueva era de esplendor, y ya hay servicios web dispuestos a añadirles funcionalidades.

Los archivos de animaciones GIF son una de las herramientas para expresarnos en Internet más minusvaloradas, si bien van camino de ser tan omnipresentes como los smileys. Nadie puede negar su versatilidad a la hora de expresar actitudes y sentimientos como la indignación, aprobación, etc.

Por eso resulta fundamental aprovechar todas las capacidades de comunicación que nos ofrecen, combinándolos con otros multimedia o sacándoles un rendimiento para campañas de marketing. Y en esta labor contamos con la ayuda de dos servicio web.

Lala GIF

laalgif

Una imagen en movimiento es, técnicamente, un vídeo. Pero este servicio web difumina los límites entre los distintos tipos de archivo multimedia de tal forma que nos permite subir una imagen animada (el GIF) y añadirle la pista de audio de un vídeo de Youtube.

Esto nos permite tener una imagen con sonido que carga más rápidamente que muchos vídeos, y que además nos permite seleccionar el fragmento concreto de sonido que queremos vincular al GIF (una función muy útil dada la casi segura dispar duración de GIF y vídeo).

Una vez combinados ambos, el nombre dado por el usuario esta animación con sonido se convertirá en parte de su URL, alojada en Lala Gif. Cada vez que entremos en la misma, podremos ver la URL de los archivos de origen y -tras pulsar Play- comprobar el resultado final a pantalla completa.

Una herramienta sin duda útil para la difusión de memes (reconoced que se os han ocurrido unos cuántos mientras leíais esto) y que sin duda ganaría enteros y popularidad si permitiera integrar reproductores embebidos al estilo de Slidesahre o del propio Youtube.

Nota: aquí tienes la prueba usada para realizar este artículo. No, no es particularmente ingeniosa.

Giphy

giphy

Giphy destaca ante todo por tratarse de un repositorio con miles de animaciones GIF clasificadas por temáticas y listas para ser compartidas a través de redes sociales. Desde el pasado mes de agosto de 2013 añade la posibilidad de compartir los GIFs en Facebook de tal forma que la red muestra un botón de reproducción sobre la animación elegida.

Pero si hay una funcionalidad de Giphy que permite potenciar la funcionalidad de nuestras animaciones en la posibilidad de emparejar los GIF compartidos con enlaces web, de la misma manera en que el servicio anterior permitía emparejarlas con una pista de audio. De tal modo, podremos compartir animaciones en las redes como Twitter y Facebook haciendo que al pulsar sobre la misma nos lleve a la URL de un determinado sitio web, una solución mucho más elegante y efectiva que añadir dos URLs (las de la imagen y la web) a un tuit con límite de texto.

Esto abre un amplio campo para la utilización de GIF en campañas de marketing, con marcas llamando la atención de los usuarios con animaciones y dirigiéndolos a la web de una determinada campaña comercial. Y sí, también abre la puerta a nuevos tipos de bromas. Internet is for the lulz, como dice el refranero.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.