Ciber Cultura

Frances Arnold, la primera mujer en ganar el Premio Millennium de Tecnología

¿Quién es Frances Arnold?
Escrito por Juan Carballo

La Academia de Tecnología de Finlandia reconoce así la labor excepcional de la ingeniera bioquímica por su trabajo en el campo de la evolución dirigida.

La ingeniera estadounidense Frances Arnold se ha convertido en la primera mujer en ganar el Premio de Millennium de Tecnología, un galardón que entrega la Academia de Tecnología de Finlandia desde hace 12 años y que se conoce como el Premio Nobel del sector. La Academia reconoce así el trabajo de Arnold en el campo de la evolución dirigida, gracias al cual se han desarrollado nuevas enzimas empleadas en catalizadores industriales, detergentes domésticos y combustibles alternativos.

Este premio está dotado con un millón de euros y destaca la labor de los profesionales que “han cambiado la vida de la gente para mejor”. Según los responsables “solo hubo una candidata que destacara de manera excepcional”. Arnold, miembro del Instituto de Tecnología de California (Caltech), ha estudiado los conceptos evolutivos básicos desde hace 20 años para crear enzimas en su laboratorio.

La evolución, para mí, es la mejor diseñadora de todos los tiempos. Y me di cuenta de que éste debe ser el algoritmo para futuros diseños, para crear un nuevo código biológico que fuera útil para los humanos” cuenta la investigadora en una entrevista a la BBC. “Empecé prácticamente desde cero. Esa investigación estaba siendo desarrollada por científicos bioquímicos y moleculares. Yo era una ingeniera bioquímica y no sabía nada sobre ese campo. De no haber sido así, probablemente no lo habría hecho porque habría sabido lo difícil que era” dijo Arnold sobre los inicios de su carrera.

Las mejores novelas de ciencia ficción

El método de esta científica estadounidense consiste en generar mutaciones aleatorias en el ADN de la misma forma que sucede en la naturaleza. Los genes modificados producen proteínas con nuevas características y el investigador puede seleccionar las que resulten más útiles. Después se repite este proceso hasta que se alcanza un nivel de rendimiento apropiado. Esta tecnología combina el poder de la biología y la evolución para resolver problemas de todo tipo y sustituir otros sistemas menos eficientes e incluso perjudiciales.

Sus hallazgos se tienen en cuenta en laboratorios de todo el mundo y han permitido producir cantidad de enzimas valiosas, como un medicamento para la diabetes tipo 2, una catalizador para la fabricación de productos químicos y combustibles a partir de energías renovables.

Frances Arnold se convierte en la primera mujer en recibir el Nobel de tecnología

Arnold fue una de las principales voces en reclamar una industria química “verde”. Su compromiso con el medio ambiente la llevó a cofundar Gevo, una compañía que trabaja en el campo de las energías renovables. “Evolucionamos una enzima que permitió convertir plantas de azúcar en un precusor de combustible para aviación” dijo a la BBC.

La tecnología sostenible revolucionará la ciencia. Según la presidenta de la Academia de Tecnología de Finlandia, Marja Makarow, “premiar la innovación de Frances Arnold es muy oportuno porque numerosos países -incluído Finlandia- tienen como objetivo adoptar tecnologías limpias y crecer ecológicamente”.

11 inventos desconocidos hasta ahora

Durante toda mi carrera me ha preocupado el daño que estamos causando al planeta y a nosotros mismos. La ciencia y la tecnología pueden jugar un papel muy importante en la mitigación de nuestras influencias negativas en el medioambiente. Cambiar nuestro comportamiento es, si cabe, aún más importante, pero me parece que es más fácil si tenemos alternativas buenas y económicamente viables a los hábitos nocivos” concluye Arnold.

[Fuente: BBC]

Sobre el autor de este artículo

Juan Carballo

Periodista de formación, curioso hasta la médula. Mi interés por la tecnología me viene de lejos, cuántas veces desconfiguré y arruiné aquel IBM de mi infancia buscando respuestas a la magia de la informática. Hoy sigo igual, pero esta vez mi objetivo es compartir esta pasión con vosotros y seguir aquí en la brecha.