Entretenimiento

Este hombre aprendió a construir un avión viendo tutoriales en youtube

paen long avion camboya

Paen Long construyó un avión en una pequeña aldea al sureste de Camboya haciendo uso de tutoriales de youtube, material reciclado y su experiencia como mecánico.

Están los autodidactas, y luego está Paen Long. Este camboyano de treinta años siempre soñó con volar un avión, hasta que un día decidió materializarlo construyendo su propia nave.

La fascinación de Long por los aviones lo llevó a pasar horas en vela navegando en Youtube buscando la palabra ‘jet’ para obtener resultados de despegues y aterrizajes. Tras un tiempo se encontró ensimismado viendo vídeos sobre cómo construir un avión.

El joven mecánico, avergonzado con tener una idea tan disparatada a ojos del resto, esperaba a que cayera la noche para trabajar en su futuro proyecto.

Su pasión se remonta a los 6 años cuando vio un helicóptero por primera vez; sin embargo, debido a su complejidad, decidió construir un avión inspirándose en un modelo japonés utilizado en la Segunda Guerra Mundial.

Un año después Long había fabricado su propio avión hecho con materiales reciclados. La nave tenía una envergadura de alas de 5,5 metros y espacio para un viajero.

Entre 200 y 300 espectadores se reunieron el día que Long se dispuso a probar su vehículo. Sentado dentro de un viejo recipiente de gas, en una silla de plástico con patas cortas y utilizando un panel de control de un automóvil, el piloto autodidacta despegó su avión en un camino de tierra que conducía a arrozales.

Alcanzó una altura de aproximadamente 50 metros antes de estrellarse en el suelo. Long achaca el fracaso al peso de 500 kg de su máquina, pero las risas de su público han servido para motivarle a alcanzar el éxito.

La ciencia confirma que viajar en avión es peligroso, pero no por el motivo que crees

Long ha empezado a construir un hidroavión, con la intención de que sea suficientemente ligero para que se mantenga en el aire. Planea lanzarlo desde un río, una idea que a su mujer le aterra pese a que no cuenta con la ayuda de un experto; no obstante, esta le apoya incondicionalmente.

Por su parte Long reconoce que existe riesgos, pero pretende minimizarlos realizando la maniobra sobre el agua. “El peligro no podemos predecirlo“, sostiene el valiente piloto.

El coste del primer avión ronda los 10.000 dólares, y de momento ha invertido 3.000 dólares en el siguiente proyecto. Teniendo en cuenta que el salario mínimo son 135 dólares mensuales, se trata de cantidades muy elevadas en un país donde el 13,5% de la población vive por debajo de la línea de pobreza. Sin embargo, para Long cumplir un sueño no tiene precio.

Vía | BBC

Imagen de Portada | BBC, Holly Robertson

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!