Entretenimiento

Estas son las 5 cualidades genéticas que muy pocas personas tienen en el mundo

sherpa

Todas las personas tenemos distintas virtudes y dones, pero hay algunas cualidades que muy pocas personas en el mundo poseen, y que hace que sean únicas y puedan realizar actividades que el resto de humanos no alcanzamos a lograr, y esto tiene que ver con su genética.

Hay cualidades más comunes a todas las personas y otras menos comunes que solo poseen unas pocas personas afortunadas. Estas cualidades genéticas inusuales solo las tienen unas pocas personas en el mundo, y puede ser desde la visión submarina hasta la adaptación a grandes alturas.

Las cualidades extrañas pueden darse a diversos motivos, entre ellos la mutación genética, la cual altera nuestro ADN. Es decir, igual que podemos heredar enfermedades, también podemos heredar capacidades menos comunes.

Estas islas pueden ayudar a detener las enfermedades más mortales del mundo

Estas son las 5 cualidades que solo tienen un grupo de personas afortunadas y únicas:

  1. Visión submarina exquisita: Normalmente los seres humanos vemos borroso debajo del agua, es pura física, ya que la densidad del agua es similar a la de nuestro fluido ocular con lo cual la luz refractada no puede entrar bien en nuestros ojos. Pero el pueblo moken, que habitan en el mar de Andamán entre Birmania y Tailandia, puede ver completamente nítido debajo del agua. Esta mutación genética puede deberse a que esta población pasa mucho tiempo debajo del agua, así sus ojos cambian de forma debajo del agua.
  2. Inmunes al frío: La temperatura corporal del ser humano se sitúa entre los 36,5 grados y los 37,5 grados centígrados, por eso normalmente nuestros cuerpos soportan mejor el calor que el frío. Pero la tribu de los Inuits, que habitan en el Ártico, y los Nenet del norte de Rusia, son capaces de soportar un frío extremo que la mayoría no podemos. Ellos tienen menos glándulas sudoríparas, su piel es más calurosa que la media y tienen metabolismos diferentes, gracias a la genética.
  3. Menos cansancio corporal sin dormir: Según varios estudios, es necesario que una persona duerma entre 7 y 9 horas para estar descansada. Pero hay algunas personas que necesitan menos horas de sueño según la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño. El gen DEC2 hace que el sueño REM de estas personas sea más intenso, con lo cual cuando descansan lo hacen de forma más efectiva, y tan solo con 6 horas de sueño o menos pueden sentirse descansados.
  4. Huesos densos: Cuando nos hacemos mayores, nuestros esqueletos pierden densidad y masa ósea, pero hay personas que tienen una mutación de un gen llamado SOST, y que hace que no pierdan masa ósea, con lo cual sus esqueletos siguen siendo iguales que los de una persona joven. Esta mutación se ha hallado en personas de origen holandés que viven en Sudáfrica.
  5. Adaptables a las alturas: Todas las comunidades andinas tienen una cualidad especial en sus genes para soportar la altura. El mal de altura o mal de montaña, conocido como “soroche”, puede causar vómitos, mareos y diversos trastornos respiratorios. Mascar coca y no hacer movimientos bruscos son algunos de los consejos para evitar el mal de altura. Pero los quechuas de los Andes y los tibetanos del Himalaya tienen unas cualidades genéticas que les permiten vivir en la altura sin tener estos problemas de salud, y además sus torsos son más grandes y tienen mayor capacidad pulmonar, con lo cual pueden aspirar más oxígeno en cada respiración. Mientras los demás producimos más cantidad de células rojas cuando recibimos poco oxígeno, ellos producen menos.

Estas 5 cualidades hacen que las personas que tienen estas mutaciones genéticas sean únicas, y puedan equipararse a superpoderes que no son de este planeta.

Vía | BBC

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández