Entretenimiento

Esta ilusión óptica es indescifrable, pero tiene explicación científica

ilusion optica indescifrable
Escrito por Eduardo Álvarez

Un psicólogo japonés ha creado una innovadora ilusión óptica. Tu cerebro te hará creer que unas líneas son más rectas que otras, pero no es cierto en absoluto.

Las mejores y más increíbles ilusiones ópticas son aquellas que hacen que tu cerebro te engañe. Todas lo hacen en mayor o menor medida, aunque hay algunas que en un segundo vistazo ya desvelan su secreto. No es así con la ilusión creada por el psicólogo japonés Kohske Takahashi, de la Universidad de Chukyo.

Gracias a sus conocimientos, este doctor ha conseguido crear una de las mejores ilusiones ópticas que existen. Combinando líneas curvas y en zig-zag, logra engañar completamente el cerebro de cualquier persona que mire la imagan porque, un momento, ¿líneas en zig-zag? Eso es lo que crees ver, pero no es así.

Si te fijas en la imagen que acompaña esta noticia, verás que se trata de una combinación de líneas que van curvándose constantemente y otras que hacen lo mismo pero formando ángulos. En realidad no: las dos son una combinación de líneas curvas, aunque tus ojos -o más bien tu mente- griten lo contrario.

El truco de esta ilusión óptica está en los colores. En las líneas que parecen ir en zig-zag recto el cambio de color se produce justo donde debería estar el ángulo. Esto hace que el cerebro humano sea incapaz de diferenciar a simple vista si hay un ángulo recto o una curva, de forma que automáticamente se decanta por esta última opción.

Esta ilusión óptica te dice si eres de izquierdas o derechas

Según Takahashi, la percepción de lo que nos rodea es integral, es decir, no percibimos las líneas curvas y ángulos rectos por separado sino que nuestros ojos envían información que luego nuestro cerebro interpreta de la forma que más le conviene. El objetivo es proporcionarnos un entendimiento funcional del entorno, aunque para ello haya que completar con información de cosecha propia los huecos incompletos.

Es el mecanismo que hace que ante la duda, simplemente veamos un zig-zag con ángulo recto donde en realidad hay una curva. Algún complejo mecanismo mental que aún no entendemos del todo decide por nosotros que es la mejor forma de entender la imagen que estamos viendo, aunque no sea la más correcta.

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez