Entretenimiento

España, entre los peores países para trabajar del mundo

espana-peores-paises-trabajar
Escrito por Ana Muñoz

Llevamos años liderando las tasas de paro de los países más desarrollados del mundo y, aunque ya hemos dejado atrás nuestros récords de desempleo, aún no nos quitamos el estigma de que España es uno de los peores países para trabajar.

Por detrás de nosotros sólo se encuentra Grecia, que cuenta con una puntuación de 1,5 puntos sobre 10.

En concreto, nuestro país debe conformarse con los 2,4 puntos que le ha otorgado el índice de bienestar de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que agrupa a 34 grandes economías y que mide las tasas de empleo, el paro de larga duración y la seguridad laboral de cada territorio.

La nota media de este ranking de los mejores y peores países para trabajar es de 6,6, y en esta lista sólo suspenden 7 potencias, entre los que se encuentra España, Grecia, Turquía (3,8 puntos), Portugal (4,1), Eslovaquia (4,3), Hungría (4,8) y Polonia (4,9).

Estas notas son especialmente bajas si las comparamos con aquellos países que lideran el podio de los mejores países para trabajar. En este sentido, Islandia se lleva la medalla de oro, con 9,5 puntos, y le siguen de cerca Suiza (9,4), Noruega (9), Australia (8,3), Austria, Luxemburgo y Holanda (las tres con 8,2 puntos).

Pero, ¿Por qué España se encuentra a la cola del ranking? La nota se debe a una mezcla entre la tasa de paro con la que cerramos 2015 (20,9%), del paro de larga duración (13%) y de aquellos que tienen miedo a quedarse sin empleo en un futuro.

De hecho, en este último punto somos líderes absolutos de la lista, con un 17,8% de españoles con temor a perder su empleo. “La cifra es mucho mayor que la media de la OCDE, de un 5,4%”, señala el organismo.

El paro baja al 20%, la menor tasa desde 2010

De hecho, lejos de disminuir con el paso de los años, este porcentaje no ha hecho más que aumentar. En 2012 España ocupaba el 12º puesto con un 10,8%, en 2013 se situó 10º con un 10,9% y en 2014 la cifra era de un 17,7%.

Además, nuestro país también queda por debajo de los salarios y otros beneficios monetarios que aporta el empleo, con respecto a otros países desarrollados. El ingreso familiar disponible neto ajustado per cápita es de 22.477 dólares anuales, frente a los 25.908 de promedio, los 25.166 de Italia, los 28.799 de Francia o los 31.252 de Alemania.

Vía | Expansión

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.