Entretenimiento

El origen del alambre transparente de 30 kilómetros que rodea Manhattan

Este alambre transparente de 30 kilómetros rodea Manhattan

La inmensa mayoría de habitantes, transeúntes y turistas que pasean por la isla de Manhattan no se han percatado de la presencia de un misterioso hilo transparente que mide acerca de 30 kilómetros y que rodea la ciudad. Te hablamos de su origen y la función que cumple para un sector de personas de la comunidad.

Este alambre de carácter transparente que envuelve el epicentro neoyorquino está relacionado con una práctica habitual entre la comunidad judía en diversos lugares del planeta. Dicho hilo metálico se conoce con el nombre de eruv -en hebreo עירוב, que significa mezcla, asociación o reunión-. Se trata de una demarcación construida por las comunidades judías con el propósito de poder cargar objetos de un lugar a otro durante el Shabbat y otras festividades judías como el Yom Kippur sin transgredir la Halajá o Ley Judía, que prohíbe cualquier trabajo o actividad de este tipo esos días.

Los cables submarinos que conectan digitalmente el mundo

La presencia del eruv permite que las personas de esta comunidad que residan en la ciudad puedan cargar y transportar objetos de toda índole como llaves, medicinas, bastones, muletas e incluso bebés, tanto en brazos como en cochecito. El eruv por tanto, funciona como límite simbólico ya que sirve para convertir las calles en un espacio privado, similar a la propia casa; un perímetro para comunicarse y socializarse de forma libre en el día de reposo sin contravenir la Ley Judía.

Cada eruv cuenta con un cerco físico -suele ajustarse al cableado de servicio público de la zona- y una comida comunitaria dentro de ese perímetro que hace referencia a alguna festividad judía, como Shabbat, Pésaj o Shavuot. Por tanto, este cable puede juntar un pequeño grupo de edificaciones, todo un barrio o una ciudad entera. Su plural es eruvim.

En el caso de Manhattan, un rabino es el encargado de comprobar cada jueves que este hilo translúcido se encuentre en perfecto estado y sin daños o roturas a lo largo de su recorrido. En el caso de existan desperfectos, un equipo especializado lo revisa y repara el viernes por la mañana para que este listo cuando atardezca el viernes, momento en el que comienza el Shabbat. El mantenimiento de este eruv tiene un coste de 100.000 dólares al año.

El eruv neoyorquino ha sobrevivido a eventos como el desfile del Día de Acción de Gracias de Macy´s o al huracán Sandy. Este es su recorrido, reflejado en Google Maps.

Este es el recorrido del eruv de Mnahattan reflejado en Google Maps

En Manhattan el eruv existe desde comienzos del siglo XX, aunque el actual se estableció en el Upper West Side desde 1994, ampliándose progresivamente por más calles. No es la única metrópolis estadounidense que cuenta con este perímetro, que también está presente en St. Louis, Atlanta, Baltimore, Chicago o Dallas. Otras de las ciudades o barrios del mundo que tienen un eruv son el barrio de La Florida en Caracas -desde 2004- o Viena -desde 2008-, el cual sirve a su comunidad judía de 7.000 personas.

Imagen | Aurellen Gulchard

Vía | Mental_Floss

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

  • Mario Fabián GALLART.

    Que dato curioso. Lo desconocía. Saludos.