Entretenimiento

El encanto de positivar negativos revive en el mundo smartphone

Escrito por Esther Macías

Lomography lanza un escáner que permite revelar los antiguos carretes de fotos desde el smartphone.

Aunque ya algunos no se acuerdan y otros ni siquiera lo han vivido, hace ya muchos años, bueno, en realidad no tantos, digamos una década, las fotos se tomaban con cámaras analógicas que incorporaban un carrete que luego había que positivar. Obviamente, el mundo ha cambiado mucho en estos últimos años y la fotografía digital ha relegado a la analógica a una mínima expresión. De hecho, ya solo los nostálgicos la utilizan.

Precisamente para estos últimos, pero también para muchas otras personas que conservan sus antiguos negativos de 35 mm y quieren poder revelarlos de forma sencilla y con tecnologías actuales, la firma de fotografía Lomography ha lanzado un dispositivo que permite escanear los antiguos negativos a través de un smartphone y compartir las imágenes en las redes sociales y a través del correo electrónico.

El aparato en cuestión se llama Smartphone Film Scanner y su desarrollo ha sido posible gracias a la financiación obtenida en la plataforma de crowdfunding Kickstarter. Hoy mismo la Sociedad Lomográfica Internacional (organización dedicada a la fotografía experimental y creativa que integra la marca comercial Lomography) anunciaba su disponibilidad en la tienda online de la firma y en las tiendas físicas que ésta tiene en Madrid y en Barcelona por unos 60 euros (59 para ser exactos).

¿Cómo funciona?

El escáner trabaja con una caja de luz que ilumina directamente el negativo. Con este mecanismo, escanear la imagen es igual de sencillo que hacer una foto con el móvil.

El dispositivo, que funciona con los smartphones de Apple (iPhone) y los Android, se alimenta con un par de pilas alcalinas. Su tamaño es discreto: 14 cm x 7 cm x 13 cm. También su peso, de unos 244 gr, de modo que se puede transportar fácilmente.

Pasquale Caprile, embajador de Lomography en España, confía en el éxito del escáner. “Es un producto para una gran cantidad de público, ya que no solo está enfocado a lomógrafos. Cualquier aficionado a la fotografía tiene negativos en su casa con ganas de digitalizar de una forma sencilla y rápida. Es un producto ideal para poder tener tus fotos en formato digital y compartirlas en las redes sociales y con los familiares y amigos”, explica a TICbeat.

20 años de lomografía

La creadora de este renovado escáner de negativos es Lomography, que cumple ahora veinte años. Los comienzos del movimiento fotográfico que está detrás de esta firma, la lomografía, son peculiares: a principios de los años 90 unos estudiantes de Viena se encontraron una cámara rusa LC-A (Lomo Kompakt Automat) en un viaje a Praga y se dedicaron a echar fotos sin mirar por el visor. Los resultados, al contrario de lo que podría parecer, fueron sorprendentes: las imágenes eran muy expresivas, con colores intensos y fotos enmarcadas por viñetas.

Ante el éxito de su descubrimiento fueron a San Petersburgo y cerraron un contrato con la firma rusa creadora de la cámara para distribuirla en todo el mundo. Posteriormente fundaron en Viena la Sociedad Lomográfica para dar a conocer su estilo de fotografía a escala global (la primera exposición lomográfica internacional se realizó en 1994, de forma simultánea en Moscú y en Nueva York).

En los últimos años, la sociedad y la firma comercial que hay detrás está trabajando para adaptarse a las nuevas técnicas fotográficas y, aunque combina nuevas y viejas tecnologías, desde su web reconocen que les “mueve la singularidad del estilo e imágenes de la fotografía analógica, y seguiremos contribuyendo a su desarrollo”.

En cuanto al seguimiento de este movimiento en nuestro país, aunque Caprile reconoce que Lomography no lleva un registro de lomógrafos en España ni a nivel internacional, indica que tiene más de 40.000 seguidores en Facebook. “Dado que llevamos más de 16 años promoviendo el movimiento lomográfico en España estoy seguro de que somos ya unos cuantos de miles de lomógrafos apasionados y fieles al analógico“, afirma. Y añade: “Cada vez hay más gente joven interesada en probar y hacer fotos con nuestras cámaras. Son de precio muy asequible y te dan muy gratos resultados”.

Caprile describe la lomografía como “una forma de entender la vida”: “No tenemos prisa por ver los resultados, queremos divertirnos con la fotografía, aplicando el mínimo esfuerzo posible, para obtener los mejores resultados en nuestras fotos. Esto quiere decir que la tecnología nos preocupa poco”. En definitiva, “lo importante es saber disfrutar, gozar y pasarlo bien haciendo fotos, este es nuestro lema. Un lema que gusta a mucha, mucha gente”.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.