Ciber Cultura

En órbita el primer satélite del European Data Relay System

European_Data_Relay_System_EDRS
Escrito por Marcos Merino

Cuando la red quede desplegada, actuará de intermediaria entre los satélites de órbita baja y la Tierra, mejorando sustancialmente la conectividad de aquéllos.

Este fin de semana, el proyecto EDRS (European Data Relay System) puesto en marcha por la Agencia Espacial Europea y por Airbus Defence & Space ha dado un importante paso con el lanzamiento de su primer satélite desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán), a bordo de un cohete Proton.

Según explica la ESA, el EDSR es su “programa de telecomunicaciones más ambicioso hasta el momento” y sentará las bases de “un mercado completamente nuevo en las comunicaciones comerciales por satélite”. También apodado “SpaceDataHighway” (“Autopista de datos espacial“), el EDRS constituye un sistema de comunicaciones por láser que permitirá que los satélites de observación transmitan grandes cantidades de datos de vuelta a la superficie casi en tiempo real.

Uno de los inconvenientes que presentan aquellos satélites situados en una órbita baja es que pasan la mayor parte del tiempo sin posibilidad de contactar con estaciones terrestres a las que transmitir datos o de las que recibir instrucciones (de hecho, las ventanas de comunicación de cada estación con un satélite pueden ser de unos 10 minutos).

Sin embargo, los satélites EDSR se situarán en órbita geoestacionaria (a unos 36.000 kilómetros de altitud) lo que les permitirá actuar de intermediarios entre las estaciones situadas en Reino Unido, Alemania, Bélgica e Italia y los satélites en órbita baja (pero también de la Estación Espacial Internacional y de posibles naves no tripuladas).

Se crearía así una red de comunicaciones constantes alrededor del planeta, y con ella una gran cantidad de nuevas posibilidades en el campo de la ciencia y las telecomunicaciones. De hecho, según el comunicado de la ESA, esto “supondrá una mejora significativa del acceso a datos casi de forma inmediata”, lo que constituirá, por ejemplo, una valiosa ayuda “ante desastres de los servicios de emergencia y vigilancia marítima”.

El primer satélite, denominado EDRS-A, comenzará este verano enviando datos de sus primeros clientes: las misiones Sentinel-1 y Sentinel-2 del programa Copérnico de la Comisión Europea y la ESA. Y una vez que este sistema se haya desplegado íntegramente, será capaz de transmitir hasta 50 Tb de datos del espacio a la Tierra diariamente.

Vía | ESA / Microsiervos

Imagen | ESA

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.