Ciber Cultura

El regreso de los videojuegos clásicos (y los 10 imprescindibles)

Google_Pacman
Escrito por Rafael Claudín

Los videojuegos de los años 80 y los primeros 90 mantienen su vigencia después de décadas aprovechando las posibilidades de las plataformas móviles y las consolas de salón.

En mayo de 2010, con motivo del 30 aniversario del lanzamiento de Pac-man, Google incorporó una versión del clásico arcade en su logo. Una semana después, América Economía publicó que trabajadores de todo el mundo invirtieron 4,82 millones de horas en el comecocos de Google, lo que suponía una pérdida para las empresas de 120 millones de dólares. ¿Cómo es eso posible con un videojuego que se editó en 1980?

Sea por espíritu nostálgico, sea por la jugabilidad innata de muchos de los títulos de aquella época, lo cierto es que los juegos retro siguen teniendo un increíble tirón. Durante años se han mantenido vivos gracias a los emuladores, pero gracias a las plataformas móviles y a las tiendas integradas en las consolas de salón han encontrado una vía de escape que los ha devuelto a las manos de los aficionados.

Algunos están tal cual vinieron al mundo, otros han sido remasterizados y algunos vuelven con versiones modernizadas, pero aquí van los 10 juegos retro que no te puedes perder si quieres recuperar el espíritu ochentero.

 

‘Space invaders’

Este precursor de los juegos modernos vio la luz por primera vez en 1978. Desarrollado por Toshihiro Nishikado pata Taito, puso un importante granito de arena para establecer lo que es hoy la industria de los videojuegos. Su éxito fue tal que en Japón hubo un problema de abastecimiento de monedas de 100 yenes, las usadas para disfrutar del juego en los salones de máquinas recreativas. Space Invaders se puede seguir disfrutando en casi cualquier plataforma y en su estado original, aunque hay multitud de diferentes versiones y adaptaciones, entre otras cosas porque cuando crearon el juego, en la prehistoria de la industria, se les pasó por alto registrarlo y no estaba sujeto a copyright.

 

‘Pac-Man’

Lanzado el 21 de mayo de 1980, entró en su momento en el Libro Guiness de los Récords como el videojuego arcade de mayor éxito de todos los tiempos. La compañía desarrolladora es una de las reinas de la época Namco. Su creador, Toru Iwatani, se hizo cargo de la versión Pac-Man Championship Edition que se editó para Xbox 360 en 2007. Ahora está disponible en casi cualquier plataforma. Y hasta le ha salido recientemente un spin-off, Pac-Man Dash, que deja atrás sus raíces para ofrecer un modelo de plataformas tipo Sonic.

 

‘Gauntlet’

Una valkiria, un guerrero, un elfo y un mago se reunieron en 1985 para dar vida a esta aventura épica que se jugó en la máquina recreativa Atari Games. Fue uno de los primeros juegos de mazmorras multiusuario (hasta 4 jugadores) y tuvo tanto éxito que se trasladó a casi cualquier dispositivo de la época, desde  Commodore 64 hasta Apple II o Windows, y también dispositivos de las décadas siguientes. No en vano, este mismo se lanzará una nueva versión para PC, a través del sistema de juego online Steam.

 

‘Rampage’

Este título de 1986, cortesía de Midway, nos ponía en la piel de un gigantesco monstruo que va destruyendo edificios, esquivando los ataques del ejército. Hasta tres jugadores podían contribuir en la destrucción de la ciudad, objetivo principal de cada nivel, aunque de paso podían hacerse la vida imposible entre sí. Una destrucción total que mereció versiones para todo tipo de plataformas. No podía faltar en las recopilaciones de arcade de Midway que se han lanzado en los últimos años y hoy en día lo puedes disfrutar, tal cual, en tu teléfono móvil.

 

‘Arkanoid’

Una pared de ladrillo, una pelota que nunca deja de moverse y una pequeña plataforma para empujar la pelota contra los ladrillos e ir deshaciendo poco a poco la pared. Corría el año 1986 e ideas tan sencillas como esta eran capaces de conquistar a los aficionados. Y seguir haciéndolo casi 30 años después. Resulta como mínimo curioso que el juego, firmado por Taito, fuera un remake poco disimulado del juego Breakout lanzado por Atari en los 70. Y más aún que en el desarrollo de Breakout metieran mano dos jovencísimos Steve, Wozniak y Jobs, poco antes de fundar Apple.

 

‘Prince of Persia’

La reciente película y la multitud de títulos de esta saga de plataformas han logrado que las nuevas generaciones no olviden las andanzas del Príncipe de Persia. Pero el título original se lanzó en 1989 para una plataforma poco habitual: Apple II, antes de pasar a todo tipo de consolas y PC en los años siguientes. La cinemática que en su día fue impresionante no ha resistido tan bien el paso del tiempo. Aun así, la versión original se puede jugar en la actualidad en dispositivos iOS y en consolas como Nintendo DS o Wii.

 

‘The Secret of Monkey Island’

Cerrando la década dorada de los videojuegos, en 1990 LucasArts, la compañía de George Lucas dedicada a los videojuegos, presentó está inteligente y entrañable aventura gráfica en la que el joven aspirante Guybrush Threepwood pretende convertirse en pirata. La saga vivió 4 títulos que fueron testigos de lujo de la mejora técnica experimentada a lo largo de los años. El último de ellos, Tales of Monkey Island, llegó en el 2009, lo que nos da una idea de su tirón. Pero el mejor sigue siendo el primero de ellos, a pesar, o gracias a, los escasos recursos técnicos y la calidad de los gráficos de la época. Esa primera versión, retocada para mejorar precisamente los gráficos, se puede comprar en plataformas móviles como iOS.

 

‘Sonic the Hedgehog’

Sega lanzó este juego de plataformas para su consola Mega Drive en el verano de 1991. Su éxito fue tan rotundo que la compañía nipona ha seguido dando vueltas al personaje para salir de los diversos atolladeros en los que se ha metido a lo largo de los años, que redujeron a Sega a simple desarrolladora de software después de ser una de las grandes de las consolas de salón.  Esta primera versión de Sonic todavía hoy está disponible en plataformas como iOS y Android, ofreciendo lo mismo que entonces: velocidad pura en un juego de plataformas. En su momento se vendieron 4 millones de copias, tuvo películas y series de ánime y manga en su honor. Y hasta le dieron su nombre a una proteína: Sonic hedgehog.

 

‘Street Fighter II’

El ejemplo perfecto de que lo de “segundas partes nunca fueron buenas” no tiene mucho sentido. El primer Street Fighter, de 1987, no estuvo mal, pero fue la segunda parte, de 1991, la que no sólo marcó una época, sino que popularizó el género de lucha, sentando sus bases futuras. Todavía hoy se puede comprar en su perfecto estado original en diferentes plataformas. Su cuarta parte se lanzó en 2008, tanto para las consolas de salón como para PC e iOS, y para su desarrollo se tomó como referencia directa, precisamente, Street Fighter II.

 

‘Wolfenstein 3D’

Este clásico de 1992 desarrollado por id Software se considera el creador del género shoot’em up en primera persona. El juego nos ponía en la piel de un soldado americano que tiene que escapar de una fortaleza nazi. No estuvo exento de polémica (fue prohibido en Alemania por las referencias nazis), pero creó el caldo de cultivo para éxitos como Doom, QUake o Duke Nukem 3D. Su calado es tal que está a punto de salir un título más de la serie, Wolfenstein: The new order. Mientras tanto, el original se puede disfrutar no sólo en PC, sino en dispositivos Android e iOS.

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.

  • Pingback: El regreso de los videojuegos clásicos (y los 10 imprescindibles)()

  • Eduardo

    Hola:

    Buen artículo.

    Ando buscando hace tiempo un juego en el que el jugador empezaba con una nave pequeña con un 1 en números romanos, cuando pasaba de cierto nivel se acoplaba a otra nave con un dos, con lo que mejorabas en disparos y luego había una tercera. Llevo años tratando de recordar el nombre y no soy capaz.

    Gracias