Ciber Cultura Tendencias

El equipo de YouTube, interesado en los derechos de series y películas

youtube-red
Escrito por Redacción TICbeat

Una información en The Wall Street Journal parece apuntar a una nueva estrategia para su flamante servicio de pago, YouTube Red.

YouTube continúa diseñando la estrategia con la que quiere que su flamante servicio de suscripción de pago sin anuncios, YouTube Red, se abra paso en el cada día más reñido mundo del streaming, en este caso de contenidos en vídeo.

De acuerdo con una información publicada por The Wall Street Journal, personas cercanas a la compañía propiedad de Alphabet (Google), han asegurado que representantes de ésta se encuentran negociando con distintas productoras y estudio para conseguir los derechos de emisión de nuevas series y películas.

Las conversaciones están todavía en fase preliminar, y todavía no han trascendido detalles como, por ejemplo, por qué contenidos concretos se estaría interesando YouTube. Las fuentes citadas afirman, no obstante, que en las reuniones han estado presentes cargos de importancia dentro de YouTube como Susanne Daniels (que dejó MTV en 2014 para unirse al departamento de creación de contenidos), Kelly Merryman (que llegó al de adquisición de contenidos, procedente de Netflix) y el responsable de negocio Robert Kyncl (también ex empleado de Netflix).

Aunque podrían ser distribuidos a través de los canales oficiales de productoras y distribuidoras, todo parece indicar que YouTube ha decidido incorporar a su nuevo servicio Red una oferta de contenidos de terceros para los suscriptores, que lo sitúe a un nivel desde el que pueda competir, de 2016 en adelante, con otras plataformas como Netflix y Amazon, que incluso se han lanzado a la producción propia. YouTube, por cierto, también anunció en octubre que pretendía hacerlo, aunque más bien centrada en contenidos que tuviesen como protagonistas a las estrellas nacidas en su seno, los conocidos como youtubers.

Pero tal y como está de reñida la oferta actual de streaming no basta con animarse a producir contenidos propios; hay que ofrecer también los de otros. La diferencia, en este sentido, de los planes de YouTube respecto a otros servicios como Amazon es que mientras éstos últimos ofrecen películas y series más antiguas al portal de vídeo de Alphabet parece interesarle más apostar por producciones nuevas.

Pese a que es el mayor servicio de vídeo online en número de espectadores, YouTube se enfrenta ahora al reto de conseguir que la misma comunidad que disfruta desde 2007 de un servicio gratuito basado en la publicidad se decida a pagar una suscripción mensual de 9,99 dólares, la de YouTube Red. Un catálogo interesante de contenidos de ficción podría ser un aliciente para que lo hicieran.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.