Ciber Cultura Tendencias

“El bebé que baila”: ¿un precedente en los derechos de autor en Internet?

Youtube (re)negocia con sus estrellas
Escrito por Redacción TICbeat

Un tribunal estadounidense da la razón a la autora de un vídeo que fue borrado de YouTube por infringir, supuestamente, propiedad intelectual de Universal Music Group.

¿A quién no le ha pasado? Que ese vídeo que tanto nos gustaba fuera eliminado de la plataforma que lo alojaba porque su música de fondo infringía los derechos de propiedad intelectual. Una estadounidense llamada Stephanie Lenz pelea desde 2007 contra Universal Music Group por este motivo. La justicia de su país acaba de darle la razón en lo que podría ser todo un precedente.

Hace ocho años que Lenz subió a YouTube un vídeo de treinta segundos (bajo este párrafo) en el que se podía ver a su bebé bailando al son de una canción de Prince llamada “Let’s go crazy”. Cuando tuvo noticia de él, la titular de los derechos, Universal, envió al portal de vídeos de Google un aviso de retirada. Lenz, lejos de resignarse como la mayoría de los usuarios a los que esto les sucede, inició entonces un proceso legal contra Universal, que comenzó con una demanda en la que aseguraba que la discográfica estaba violando la Digital Millenium Copyright Act, la ley estadounidense sobre derechos de autor en la red.

Esta semana un juzgado federal ha dado se ha puesto del lado de Lenz, alegando que existen excepciones en las que citar una obra de otro sin permiso no infringe su propiedad intelectual, y que éste sería uno de ellos. En concreto, el Juzgado número nueve de la Corte de Apelaciones ha señalado que los propietarios de los derechos de las obras, en este caso, Universal, deben considerar estas excepciones antes de exigir la retirada de contenidos de plataformas digitales. La discográfica no ha cumplido con lo que el tribunal considera que era una obligación. “Si el titular del copyright ignora o descuida esta obligación antes de enviar una notificación de retirada, podría ser considerado responsable de posibles daños”, ha sentenciado.

Hay otros que también se han puesto a favor de Lenz. Es el caso de la Fundación Electronic Frontier, una organización que trabaja por la protección de los derechos fundamentales en el sector de la tecnología. Su directora legal, Corynne McSherry, ha dicho en un comunicado que la decisión de este tribunal “envía un mensaje muy claro de que las leyes de copyright no deben permitir la censura”.

Por su parte, la Recording Industry Association of America, que reúne a discográficas entre las que se encuentra Universal, ha enviado una declaración a Recode en la que muestra su “desacuerdo respetuoso” con la decisión judicial.

De cualquier forma, el que se conoce como “el caso del bebé que baila” podría enviar un poderoso mensaje no solo a Google y YouTube, sino también a otras tecnológicas que, como Facebook, se están adentrando en el terreno de los vídeos subidos por los usuarios, con sus correspondientes obstáculos legales.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.