Ciber Cultura

El astronauta Scott Kelly abandona la NASA después de 340 días en el espacio

Scott Kelly, astronauta de la NASA, desde el espacio

Scott Kelly, el astronauta de la NASA que pasó 340 días en el espacio, abandonará la agencia espacial el próximo uno de abril.

Scott Kelly era un completo desconocido hace poco más de un año. Sin embargo, este norteamericano ha alcanzado la fama mundial y una de las mayores cotas de popularidad para un astronauta en décadas, gracias principalmente a su particular misión llevada a cabo en este tiempo. No en vano, Kelly ha pasado nada menos que 340 días en la Estación Espacial Internacional de manera ininterrumpida, el récord absoluto alcanzado por un estadounidense.

Además, Scott Kelly tiene un hermano gemelo, también astronauta retirado, el cual se quedó en tierra durante todo este año, por lo que la NASA obtendrá información extraordinariamente valiosa para comprobar los efectos que las largas estancias en el espacio pueden tener en la salud humana.

Pero tanto tiempo alejado de la Tierra proporciona muchas horas para pensar a solas y, en ese sentido, Scott Kelly no ha sido una excepción. Y en su mente ha habido una idea que finalmente se ha acabado convirtiendo en realidad: abandonar la NASA. Así, el popular astronauta ha anunciado que dejará la agencia espacial norteamericana el próximo día uno de abril, después de cuatro misiones al espacio que le han convertido en el estadounidense que más días ha estado fuera de nuestro planeta, 520 jornadas en total.

Eso sí, Kelly seguirá participando en las pruebas médicas y los distintos experimentos a los que se había comprometido al aceptar la misión. Por ello, Scott estará obligado a someterse a analíticas periódicas y pruebas de rendimiento físico y mental para evaluar el posible impacto de su viaje espacial y, así, encarar de forma más segura y controlada una futura misión prolongada al espacio, como un hipotético viaje a Marte.

Por lo pronto, la NASA ya está investigando los efectos que la ingravidez ha tenido en el cuerpo de Scott Kelly en comparación con el de su gemelo. Y la agencia ya ha encontrado que Kelly es ahora cinco centímetros más alto, debido a que la columna vertebral tiende a estirarse ante la falta de gravedad. Este efecto es temporal, pero el hecho de que Scott haya estado tanto tiempo sin sufrir los efectos de la gravedad permitirá examinar si este fenómeno transitorio deja alguna consecuencia permanente en la salud de sus vértebras, como un desgaste más acelerado de la misma.

Scott Kelly no renuncia a viajar al espacio

A partir de ahora, Scott Kelly se dedicará principalmente a actividades relacionadas con el sector privado, un ámbito en el que no renuncia a volver a viajar al espacio, ya sea como comandante de una nave o bien como pasajero.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.