Ciber Cultura

Cuando los gatos también interactúan con la tecnología

Foto cc Flickr ihasb33r

¿Sabían que su gato también puede disfrutar de los smartphones y tablets como nosotros? E incluso hacerse selfies…

Existen muchas discusiones sobre qué es lo que diferencia al hombre del resto de animales. Para algunos –especialmente de determinadas confesiones religiosas- no existe ninguna similitud en absoluto, mientras que para otros la diferencia radica bien en la capacidad de razonar, bien en la de hablar y comunicarse.

Sea como sea, lo que está claro es que la capacidad de entender y manejar la tecnología no es exclusiva de humanos. Y es que ya no sólo son los monos los que pueden interactuar con los ordenadores y sistemas informáticos, sino que prácticamente cualquier animal puede hacerlo, a su manera.

Para muestra un botón. O mejor, dicho un gato. No en vano, los animales preferidos de Internet también son capaces de interactuar con los smartphones y tablets, así como de seguir algunas dinámicas marcadas en estos dispositivos, pese a su característica independencia.

Así las cosas, en los últimos tiempos han proliferado todo tipo de apps para que estos animales también puedan sacar provecho de las nuevas tecnologías, no sólo para jugar sino también para demostrar su creatividad. Por ejemplo, existe una edición especial de Paint para gatos (para iPad) con la que estas mascotas pueden dejar plasmada su ira interior, al más puro estilo “action painting”, mientras tratan de atrapar un ratón que se muestra en la pantalla.

De hecho, y siguiendo con la premisa de que humanos y gatos podemos interactuar de igual modo con la tecnología, existe incluso una aplicación que pone a prueba nuestros reflejos respecto a los de nuestra mascota. Así, con “You vs Cat” podemos ir completando distintos paneles en los que debemos eliminar unas figuras, mientras que la app determinará quién ha sido más veloz.

Los selfies no son (solo) cosa de humanos

Pero, en muchos casos, son los propios dueños de estos animales los que quieren hacerlos partícipes de su actividad digital y, como no, la gran estrella en estos casos suelen ser los selfies. Este tipo de autofotos son especialmente llamativas pero siempre necesitan de un humano que saque la foto en el momento exacto en que el gato está quieto y posando a la perfección, ¿verdad?

No desde que inventaron Snapcat, una aplicación que permite al propio gato disparar la cámara cuando él prefiera. Realmente lo que el animal hace es tocar la pantalla ante un objeto en movimiento, momento en que el Smartphone detecta que el gato está enfrente de la lente y saca la instantánea. ¡Ya no hay excusa para que el animal rey de las redes sociales se encargue de su propio perfil!

Obviamente, el tipo de interacción que un gato -o cualquier otro animal- hace de la tecnología no es el mismo de los humanos, pero sí que muestra que, quizás algún día, sea posible alfabetizar digitalmente a ciertos animales. Tiempo al tiempo…

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.