Entretenimiento

Con la edad el tiempo pasa más rápido, ¿cómo podemos ralentizarlo?

tiempo volando

Hay varias razones por las que el tiempo pasa más rápido a medida que envejecemos. Afortunadamente hay algunos trucos para ralentizar el tiempo, ¡descúbrelos!

Para un niño una hora es una eternidad, y un verano parece un año de vida. A medida que crecemos las agujas del reloj parecen acelerase: en una hora no da tiempo a nada y los veranos son un visto y no visto. No es fruto de nuestra imaginación, hay varias razones que explican por qué el tiempo pasa más rápido con la edad.

Por un lado están las explicaciones científicas. Durante un congreso de neurociencia en Washington D.C. el psicólogo Peter Mangan presentó un estudio en el que demostraba que nuestro reloj interno se ralentiza a medida que envejecemos, provocando que el paso del tiempo parezca más rápido.

En 1897 Paul Janet presentó una de las teorías más interesante y lógicas sobre el asunto. El filósofo alegó que lógicamente el tiempo pasa más rápido cuando crecemos ya que comparamos cada año con la totalidad de tiempo vivido. Así, para un niño de 10 años un año es el 10% de su vida, mientras que para una persona de 50 años 1 año es el 2% de tu vida.

¿Como podemos ralentizar el tiempo?

Afortunadamente hay una técnica para hacer que el tiempo pase menos rápido pese a que sigamos cumpliendo años.

El tiempo pasa más rápido cuando tenemos una rutina, cuando no estamos aprendiendo nada nuevo, cuando estamos atascados en un patrón de vida“, explica Harlan Coben en su novela ‘Don’t Let Go’. “La clave para ralentizar el tiempo es vivir nuevas experiencias – mantiene el autor – Si quieres que los días duren, haz algo diferente“.

En esto se basa también la teoría del neurocientífico David Eagleman. Los niños gastan más energía mental porque tienen que procesar nuevos conocimientos constantemente. En cambio los adultos prestan menos atención a los detalles porque ya los conocen, minimizando el esfuerzo de la mente y acelerando así el transcurso al tiempo.

Por ello, si nos obligamos a aprender cosas nuevas nuestra mente gastará más energía de nuevo para procesar la información. Para ello intenta vivir experiencias diferentes, salir de tu zona de confort y romper con la rutina. Además, verás como no sólo pasa más lento el tiempo, también empezarás a ser más creativo.

Estas sencillas actividades te harán ser más creativo

Aprende un nuevo idioma, empieza a tocar un instrumento, visita lugares inusuales, ponte objetivos que jamás te hubieras imaginado. Expónte a la novedad y haz que tu mente se esfuerce más por procesarla.

Vía | Inc.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!