Entretenimiento

Cómo superar el día sin apenas dormir la noche anterior

trabajadora cansancio

La falta de sueño te hará estar irritable y menos productivo. Mientras la clave está en acostarse antes, hay algunos trucos para superar un día sin dormir.

Generalmente todos hemos renunciado a horas de sueño alguna vez. Ya sea por el ajetreo del trabajo, prepararse para los exámenes a contrarreloj, salir a tomar una caña y acabar siendo el rey de las tarimas, o incluso a causa del llanto del recién llegado a la familia: superar un día sin dormir es todo un reto.

Sleep Time, un despertador móvil que ayuda a descansar mejor

Cuando no descansamos la falta de energía al día siguiente nos hace estar más irritables, dispara los niveles de ansiedad y acaba con nuestra productividad. La solución ideal probablemente sería meterse a la cama a intentar recuperar el sueño perdido; no obstante, si el deber te llama, siempre puedes recurrir a algunos trucos para afrontar un día de trabajo o estudio sin haber dormido la noche anterior.

  • Ilumina tu día: Sube la persiana y abre las cortinas, exponerte a luz natural a primera hora te dará energía para comenzar el nuevo día. Así, también es aconsejable intentar trabajar junto a una ventana o hacer descansos frecuentemente al aire libre: te ayudará a combatir el sueño.
  • Refréscate: Date una ducha matinal con agua fría de entre 30 y 60 segundos. No parece una manera muy agradable de empezar la jornada pero te estimulará y te dará adrenalina.
  • Respira: Inhala por la nariz durante 5 segundos y exhala por la boca durante dos. Repite el mismo proceso 5 veces.
  • Evita las comidas pesadas: Si tomas una comida abundante a mediodía tus órganos tendrán que realizar mayor esfuerzo, así que intenta optar por cantidades más reducidas y escoge alimentos que te ayuden a ser más productivo.
  • Proteínas: Una comida rica en proteínas te dará más energía que los carbohidratos, ya que tu nivel de energía se disparará inicialmente para después caer en picado. Una buena opción para comer si has dormido poco son huevos o carne y yogur griego.
  • Limita tus tazas de café: Contrario a lo que puedas creer, si has dormido poco la máquina de café no será tu mayor aliado. Beber demasiado café nos hace estar más nerviosos y no nos ayudarán a concentrarnos. La cantidad óptima de cafeína para estar alerta son entre 50 y 100 mg; toma una dosis pequeña cada 4 horas hasta las 16:00, no querrás que la cafeína te impida descansar cuando por fin te metas a la cama.
  • Cafeína y siesta: Suena absurdo, pero el momento más idóneo para tomarse un café es antes de echarse una siesta de entre 25 y 30 minutos. La cafeína tarda alrededor de 45 minutos en absorberse por completo y 20 minutos en comenzar a tener efectos estimulantes, así que cuando te despiertes ya habrá empezado a afectar tus niveles de energía permitiéndote superar con éxito el resto del día.

Vía | Entrepreneur

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!

  • No tenía la menor idea que la cafeína actuaba después de 45 minutos, un dato muy importante…

    • Christiane Drummond

      Hola Patagonicus!

      Aclarar que, según estudios, nuestro organismo tarda unos 45 minutos en absorberlo por completo pero a los 20 minutos ya comienza a tener efectos estimulantes 🙂

      Saludos!